L’Horta Sud busca en la reindustrialización y el turismo la base sobre la que construir su recuperación económica

0
766

Diversificar la oferta industrial, fortalecer las infraestructuras tecnológicas y logísticas, potenciar las capacidades y recursos turísticos y reforzar la industria agroalimentaria aprovechando las tendencias en consumo de alimentos de proximidad, ecológicos y producidos de manera sostenible. Estos son los retos inmediatos a los que se enfrenta la comarca de l’Horta Sud que buscará en estas premisas crear una base firme y duradera para mejorar la situación económica y social de sus habitantes.

Son las principales conclusiones a las que se ha llegado en el Diagnóstico Territorial de l’Horta Sud, elaborado por la Mancomunitat de l’Horta Sud y que hoy ha presentado su presidente, Carlos Fernández Bielsa, y el director del estudio, Eduardo Amer, del Instituto de Estudios del Mediterráneo (IMEDES).

Fernández Bielsa ha destacado la importancia de un trabajo que recopila en un solo documento las carencias, las fortalezas y las propuestas de mejora para la comarca en diferentes ámbitos pero, con especial dedicación, en el económico y el laboral, base de actuación y prioridad de las instituciones públicas. Según el presidente de la Mancomunitat y alcalde de Mislata, el estudio refleja que “el potencial de crecimiento de la comarca es inmenso” y ahora es el momento de que los 20 municipios de la comarca estudien y aporten mejoras al documento para poder priorizar las líneas de actuación e implementar medidas concretas a corto, medio y largo plazo.

Con un tasa de desempleo que ronda el 25 %, l’Horta Sud se enfrenta ya y en los próximos años a un contexto de evidente crecimiento económico y de generación de empleo aún lejos de la completa recuperación y que plantea retos como la temporalidad de los nuevos contratos, la parcialidad y la reducción de salarios en el ámbito laboral y la apuesta por la logística y la economía circular en el ámbito industrial.

Su magnífica ubicación (próxima al puerto y al aeropuerto), la disponibilidad de un amplio mercado laboral a su alcance (1,8 millones de habitantes en su área de influencia) y la existencia de una red industrial con 61 polígonos consolidados desde mediados del siglo XX son las principales fortalezas económicas de la comarca de l’Horta Sud a las que se suman, como han recordado tanto Fernández Bielsa como Amer, un patrimonio cultural e histórico con mucho potencial y un sector gastronómico en alza lo que podría conformar una atractiva oferta turística para los millones de turistas que visitan la Comunitat cada año.

Así, el informe plantea diez líneas de actuación con medidas muy concretas para acompañar a l’Horta Sud en un proceso de recuperación y consolidación económica, que incremente las cotas de bienestar de sus habitantes y que la sitúen, en palabras de Fernández Bielsa, “en una comarca de primer nivel”.

En concreto, las líneas estratégicas planteadas van desde la atracción de empresas, el crecimiento empresarial en área de especialización inteligente y la lucha contra el desempleo, hasta la mejora de la formación y las capacidades del capital humano pasando por el fomento de la I+D+i en las empresas y la promoción de los procesos de internacionalización de las mismas.

La quinta línea de actuación se refiere a la mejora de las infraestructuras al servicio de la reindustrialización; la sexta se centra en medidas concretas para promocionar las actividades turísticas sostenibles; la séptima propone la revitalización del sector comercial local y la octava se centra en la revitalización y transición hacia una agricultura sostenible.

Por último, el estudio propone una línea estratégica tendente a la promoción y apoyo a la transición hacia economías bajas en carbono y una última serie de medidas aglutinadas bajo la premisa de coordinación entre agentes públicos y privados que dan soporte a la actividad económica y a la inserción laboral.

Cada una de esas líneas recoge medidas muy concretas que se pueden aplicar a corto, medio y largo plazo entre las que Bielsa ha destacado la creación de una oficina para la atracción de empresas al territorio o la constitución de un foro donde todos los agentes implicados puedan consensuar políticas y criterio de planificación de la formación profesional integrada.

El presidente de la Mancomunitat ha señalado que muchas de estas mejoras serán el destino de las ayudas y subvenciones tanto autonómicas (el actual Consell insiste en la reindustrialización como eje del nuevo modelo productivo) como europeas que se ponen a disposición de administraciones locales, mucho más limitadas en recursos económicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here