Las obras del Plan E en las piscinas municipales obligan a suspender su uso durante el verano

0
47

Las obras de mejora para la adecuación y reforma de las piscinas municipales de Burjassot, incluidas en el ‘Plan E’ del Gobierno central, ya se han iniciado y supondrán una profunda remodelación de estos espacios construidos en 1982, con una inversión que ronda el 1, 5 millones de euros. Sin embargo, y a causa de esta actuación, los vecinos de Burjassot tendrán que renunciar este año a los clásicos chapuzones estivales.
Las piscinas municipales de Burjassot van a sufrir un proceso de reforma drástico y profundo que las convertirá en una de las mejores instalaciones de la comarca pero el hecho de que las obras se hayan iniciado y que deban estar finalizadas a fecha 31 de diciembre de este mismo año, tal y como marca el Plan E, va a suponer que este verano esta área deportiva no va a estar en uso para los ciudadanos del municipio.

El Ayuntamiento ha querido salvaguardar la seguridad de la zona y la realización de la remodelación y, por este motivo fundamental “no podemos permitir que, por ejemplo, los niños y las niñas que estén en la piscina se tropiecen por culpa de las obras y tengan un accidente”, en palabras de José Ruiz, portavoz socialista en el Ayuntamiento de la localidad. Una opinión que comparte el concejal de Deportes, José Blanco (EU).

Según fuentes de Alcaldía, el inconveniente que va a suponer estar este verano sin poder usar las piscinas se verá totalmente recompensando por la utilización futura de una de las más importantes instalaciones deportivas comarcales en el 2010.

Por este motivo, desde el Consistorio se pide comprensión a los y las ciudadanas del municipio ya que es necesario el cierre de las piscinas en estos meses para poder ejecutar las obras de manera correcta y que las piscinas estén operativas y al servicio de los vecinos de Burjassot, con infinidad de mejoras, en el verano del 2010.

Entre los cambios que se van a acometer está la reducción de la profundidad de la piscina de adultos por dos motivos fundamentales: el primero, por seguridad de los bañistas que, por precaución no hacen uso de las zonas más hondas de la misma y, en segundo lugar por el ahorro de agua que supondrá esta reducción ya que las actuales normas sanitarias obligan a desaguar todos los días un porcentaje de agua de la piscina y, a mayor volumen, mayor pérdida de agua y renovación.

Así, la piscina de adultos pasará a tener una profundidad máxima de 2, 20 metros frente a los 6 que tiene en la actualidad.

Otras de las mejoras que se van a llevar a cabo es la renovación del revestimiento de ambas piscinas, junto con el de las tuberías y las escalerillas de acceso, situando también una escalera apta para discapacitados.

El sistema de depuración se adaptará a las normas higiénico-sanitarias actuales y se instalarán nuevas bombas y filtros de depuración en el edificio de vestuarios, edificio que también se renovará redistribuyendo su tabiquería, renovando sus suelos, puertas, luminarias, aparatos sanitarios y dotándolo de nuevos bancos y taquillas.

En la zona exterior de las piscinas se ampliará la zona de césped y se situarán baldosas antideslizantes aptas sustituyendo el actual hormigón que rodea ambas piscinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here