Las obras de drenaje de la calle 133 de La Canyada enfrentan a vecinos, Gobierno y oposición

0
88

protesta vecinal calle 133El Ayuntamiento de Paterna usó parte del presupuesto del Plan Confianza de la Generalitat para acometer unas obras en al calle 133 de La Canyada que no parece que hayan convencido a los vecinos ya que, en días de fuertes lluvias, el agua se acumula en esta vía y alcanza tal altura que entra en las viviendas y, aunque existe un proyecto de drenaje, cuyas obras ya han comenzado, los vecinos insisten en que el formato de canalización a cielo abierto no es el más conveniente.

Por ello, y ante las lluvias de la pasada semana, hoy han salido a la calle una veintena de vecinos de la 133 para protestar por las obras que, incluso, han intentado paralizar de manera simbólica. Desde el equipo de Gobierno han invitado a todos los vecinos de la zona y a los partidos políticos a una reunión con los técnicos del proyecto el próximo lunes 6 de octubre en el centro social del barrio a las 18 horas, para aclarar cualquier duda que tengan al respecto del proyecto.

El Ayuntamiento de Paterna, a través de la empresa mixta responsable del ciclo integral del Agua, Aigües de Paterna, está desarrollando las obras de construcción del sistema urbano de drenaje sostenible en la calle 133 de La Canyada. En la práctica, este sistema supone la creación de un conjunto de espacios inundables con una capacidad de hasta 15.000 m3, que evitarán que en momentos de lluvias intensas el agua discurra por escorrentía inundando las viviendas del entorno y aliviando parte de los problemas que se generan también en Barranco del Rubio.

En total, se instalarán nueve balsas de laminación en el parque de la calle 133, que estarán conectadas entre sí mediante aliviaderos, de modo que se irán inundando de una a una. Al mismo tiempo dichas balsas están conectadas con el colector que atraviesa dicha calle al que devolverán el agua acumulada a la velocidad adecuada para evitar que éste se sobrecargue.

Tal y como ha explicado el ingeniero responsable del proyecto, “las balsas quedarán vacías en apenas una hora, una vez haya pasado la tormenta, por lo que no suponen un peligro. Además, las balsas tienen una altura máxima de 1, 5 metros y sólo cumplen su función en caso de lluvia extrema sin que el parque pierda uso como zona de esparcimiento vecinal. Los responsables técnicos del proyecto insisten en que “no hay riesgo de que nadie pueda verse atrapado en las balsas, pues las rampas están diseñadas con pendientes para que cualquier persona pueda subirlas e incluso se instala una rampa para personas con movilidad reducida”.

Por otro lado, tampoco hay riesgo de que supongan un potencial foco de proliferación de mosquitos, tal y como ha temido algún vecino, dado que las balsas no permanecerán llenas y existe un plan de mantenimiento del parque, que será asumido por la empresa responsable de la limpieza del municipio.

La alcaldesa de Paterna, Elena Martínez, se ha puesto hoy en contacto con el presidente de la Junta de Barrio de La Canyada, José Carot, con el objetivo de poner a disposición de los vecinos, una vez más, a todos los técnicos y responsables políticos con el objetivo de disipar cualquier duda sobre el proyecto. En este sentido, se ha acordado mantener un encuentro el próximo lunes 6 de octubre, a las 18 horas de la tarde, en el centro social de La Canyada, al que también se ha invitado a todos los representantes de los distintos partidos políticos.

Desde el equipo de Gobierno recuerdan que el proyecto superó en su momento el proceso de exposición pública, así como el estudio de integración paisajística, sin que se produjeran alegaciones al mismo, y tras el concurso público pertinente fue adjudicado a la empresa Bertolín. El presupuesto con que se cuenta para esta actuación es de 800.000 euros, a sufragar desde el Plan de Inversiones de Aigües de Paterna.

Ante las dudas manifestadas también por la Junta de Barrio de La Canyada, desde el equipo de Gobierno se ha querido aclarar que la actuación no va a suponer en ningún caso una merma de la masa arbórea de esta zona. En concreto existen 289 árboles de distintas especies afectados por la actuación. De ellos un total de 213 se van a respetar íntegramente, 26 van a ser transplantados, mientras que 50 han de ser necesariamente eliminados para poder hacer la actuación.

Sin embargo, dado que la zona continuará siendo una superficie ajardinada, se van plantar otras 155 especies arbóreas entre pinos, jacarandas, carrascas y aligustres, todos ellos árboles adultos de porte superior a dos metros y calibre considerable, que serán transplantados desde maceta. Además según el proyecto también se plantará un seto de 140 unidades.

Una “chapuza”

Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Paterna, Juan Antonio Sagredo, ha calificado hoy de “chapuza” el proyecto de urbanización y canalización de aguas de la calle 133 de La Canyada que el PP acometió en 2012 y ha reclamado una solución consensuada con los vecinos al problema para evitar ejecutar otro “parche”.

Sagredo se ha referido en estos términos a estas actuaciones tras el encuentro vecinal que han mantenido esta mañana más de una decena de vecinos de esta vía en la que han manifestado sus quejas por los numerosos problemas que les han ocasionado las “inútiles mejoras” que ejecutó el PP a pesar de todas sus advertencias y en contra de su voluntad y que ahora está destruyendo en parte por su demostrada ineficacia. Asimismo, han mostrado su rechazo a las balsas laminadas que quieren crear en esa misma calle.

Ante semejante malestar vecinal, el dirigente socialista ha emplazado al PP, no sólo a escuchar la opinión de los vecinos, sino a tenerla verdaderamente en cuenta y plasmarla en el proyecto final para evitar caer en otro remiendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here