La Sumpa oferta un seguro de desempleo para evitar la renuncia de los adjudicatarios de VPP

0
20

La empresa pública de Paterna Sumpa, encargada de impulsar proyectos urbanísticos en el municipio, se ha visto obligada a mejorar las condiciones económicas de una de sus promociones de viviendas protegidas para evitar que los adjudicatarios, que eligieron por sorteo, renunciaran a sus pisos. Así, entre otras novedades, oferta ahora un seguro de desempleo que paga la propia mercantil municipal a cada propietario.
El nuevo seguro, que oferta para las promociones del sector Els Molins (Molí Nou; Molí del Testar y Molí Martinet), permite a los propietarios contar con un seguro para poder abonar las cuotas de la hipoteca en caso de que se queden en el paro. Así, tras dos meses de carencia, los propietarios pueden escoger entre que el seguro les pague doce mensualidades continuas o 24 alternas. El seguro tiene una cobertura de cinco años.

La fórmula escogida es que el dinero se lo entrega el seguro al comprador para que pueda cumplir con el pago de la hipoteca. El coste medio de estos seguros, a los que hace frente la Sumpa, es de entre 1.300 y 1.500 euros por hipoteca.

Este nuevo seguro y la supresión de la entrada del 20% han sido implantadas por la Sumpa para adecuar las VPP “a los tiempos de crisis” y porque, de los adjudicatarios del sorteo de una de las promociones, de 89 viviendas, cuyas llaves se entregan en septiembre, entre el 40 y el 50% renunciaron a la vivienda al no poder asumir o bien los pagos o bien, la entrada.

En lugar de volver a sortear los pisos, la Sumpa ha modificado las condiciones con nuevas ventajas muy atractivas para el comprador y ha conseguido que la mayoría de los propietarios que renunciaron a sus viviendas volvieran a aceptar la adjudicación. El resto se venderán sin sorteo previo.

El alcalde del municipio, Lorenzo Agustí, ha visitado hoy las dos promociones cuyas llaves se entregan en el cuarto trimestre de este año y ha explicado que los cambios introducidos en las condiciones de las VPP responden a la intención de hacer viviendas “adaptadas a momentos de crisis”. El primer edil ha asegurado que se trata de viviendas de calidad que resultan muy atractivas para la venta pero que, en estos momentos económicos, “el miedo al desempleo” provoca muchas renuncias.

“Sin embargo, la necesidad del ciudadano a tener una vivienda no desaparece por mucha crisis económica que estemos viviendo”, ha señalado Agustí, quien ha explicado que esa ha sido la principal razón para acometer estos cambios en las condiciones económicas de las VPP que promueve Sumpa.

158 VPP para el año que viene

La última promoción de este sector, ‘Molí Martinet’, constará de 158 viviendas protegidas con las mismas condiciones de venta que las promociones que ya están construidas. Las obras se iniciaran a finales de año porque, antes de empezar, el Consistorio ha tenido que trasladar a tres fábricas que quedaban operativas junto a la parcela donde se levantarán las viviendas.

Estas tres empresas han sido trasladadas a una parcela de Fuente del Jarro y el Ayuntamiento ya redacta el proyecto de demolición de estas y de otras tres naves que ya estaban abandonadas. La promoción de viviendas se levantará en una parcela anexa a las fábricas pero el Consistorio quería derribar las fábricas antes de empezar con la construcción para facilitar ambos trabajos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here