La Sociedad Bibliográfica reedita el plano de la Huerta de Valencia que buscaba Napoleón

2
243
01.horta.planosolaz
El presidente de la Sociedad Bibliográfica, Rafael Solaz, con el plano reeditado.

En 1812, en plena invasión napoleónica, las tropas francesas llegaron a la zona de Valencia buscando un plano. Ese plano, editado en 1695, obra de Francisco Antonio Cassaús, recogía la ciudad de Valencia y más de 200 alquerías de sus alrededores, que decenas de años después se convertiría en su área metropolitana. Con una intención de recaudación de impuestos, los franceses pidieron expresamente ese plano pero no lo encontraron a pesar de que se editaron 140 ejemplares.

Hoy, más de 200 años después, la Sociedad Bibliográfica Valenciana Jerònima Galés ha reeditado el plano para conmemorar su vigésimo aniversario a partir del ejemplar conservado en el archivo del socio de la entidad José Huguet y que los estudiosos coinciden en declarar como único pues tienen la fuerte sospecha de que se destruyeron los ejemplares para, precisamente, evitar que cayeran en manos invasoras.

La reedición del plano ha sido presentada en el acto de inauguración de las Jornadas de Bibliofilia que la Sociedad Bibliográfica ha organizado con motivo de su vigésimo aniversario. En el acto de apertura, que ha contado con la presencia del vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño, el presidente de la sociedad, Rafael Solaz, ha destacado la importancia del plano y su carácter único.

Solaz, que ha realizado un repaso por la historia de las sociedades bibliográficas valencianas hasta la fundación de la Jerònima Galés, el 26 de marzo de 1994, ha sido el encargado de presentar la reedición del plano llamado Huerta y Contribución de la ciudad de Valencia. Según ha explicado, cuando la entidad buscaba una obra destacada para reeditar en su vigésimo aniversario, José Huguet, uno de los cincuenta socios que tiene ahora la Jerònima Galés, habló del plano que conservaba en su archivo y, cuando lo vieron, “supimos de inmediato que era un ejemplar único e importantísimo”.

Una teoría que se confirmó después por dos estudios realizados sobre el plano. El primero, del profesor de la UV Alfredo Faus y, el segundo, del miembro de la Sociedad Germán Ramírez. En ambos textos, se destaca que la importancia y el detalle del plano (con más de 200 alquerías citadas y situadas) es tal que fue solicitado expresamente por los mandos del ejército francés en plena Guerra de la Independencia.

Sin embargo, no consiguieron encontrar el plano a pesar de que en 1695, de esta obra de Francisco Antonio Cassaús se editaron 140 ejemplares por Ascensi Duart. Por ello, los estudiosos creen que las copias pudieron destruirse intencionadamente para evitar que cayeran en manos francesas y de ahí que el ejemplar que José Huguet compró “hace 20 ó 30 años”, ya no lo recuerda, sea considerado único.

Y es que esta copia única muestra las diferentes poblaciones dependientes de Valencia, así como los antiguos caminos, completándose con cuidados grabados de destacados jardines y huertas. Un documento que ahora nos permite redescubrir conocimientos perdidos de la toponimia valenciana. Por ejemplo, en él pueden encontrarse todas las alquerías existentes en la época, lo que lo convierte en un documento de inmenso valor para reconstruir la geografía valenciana.

Presente y futuro del Patrimonio Bibliográfico

Tras la presentación se ha dado paso a la primera mesa redonda, muy especial, puesto que por primera vez en un mismo foro se ha conseguido reunir a los principales responsables del patrimonio bibliográfico valenciano.

Así, Victoria García Esteve, directora de la Biblioteca de la Universitat de València, Ferran Santonja, en representación de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitu, Pablo Pérez Pérez, en representación del Arxiu del Col·legi Corpus Christi, Belén Gisbert, directora de la Biblioteca Central de l’Ajuntament de València y Nicolás Bas Martín, responsable de l’Arxiu-biblioteca de la Societat Econòmica d’Amics del País de Valencia han analizado la realidad del patrimonio bibliográfico valenciano.

01.horta.mesajornadasbiblioEl encuentro ha permitido vislumbrar que el futuro de las bibliotecas pasa sin lugar a dudas por la digitalización, lo que permitirá tanto una mayor conservación de las obras originales como una mayor difusión, según han coincidido todos los expertos.

En este sentido, la directora de la Biblioteca de la UV, una de las más antiguas en Europa, ha destacado el proyecto Somni, que consiste en la digitalización de los fondos antiguos, incunables y manuscritos, anteriormente guardados como microfilms. Esto permitirá, bajo una licencia creative commons, que los archivos libres de derechos de autor sean consultados y utilizados por todos los interesados.

Este mismo camino lo están siguiendo la Biblioteca Central de l’Ajuntament de València o el Arxiu del Col·legi Corpus Christi.

Nicolás Bas ha expuesto como ejemplo el caso del Archivo-biblioteca de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, que desde la digitalización integral de sus fondos, las consultas se han incrementado espectacularmente.

Un paso más allá ha ido Ferran Santonja, de la Nicolau Primitiu, quien además de hablar del proyecto BIVALDI (Biblioteca Valenciana Digital), que también consiste en la digitalización de todos los fondos, ha expresado la necesidad de “preservar el patrimonio digital, todo lo que hay en internet”.

Este “reto de futuro”, ha explicado Santonja, permitirá que quede constancia de todas las páginas web, blogs, chats, vídeos…” que actualmente pueblan la red. Y ha planteado que “vivimos en una época oscura ya que puede ser que de aquí a 100 años no se encuentre la información que hacemos hoy en día”.

Las sesiones se completarán con dos interesantes mesas redondas sobre Historia y Bibliofilia y Tesoros Bibliográficos Valencianos, en la que se contará con algunos de los estudiosos que han colaborado en el libro conmemorativo del XX Aniversario, Pasiones Bibliográficas, de próxima publicación, y en el que se darán a conocer importantes hallazgos y novedades.

En las jornadas colaboran la Universitat de València, la Conselleria de Educación, Cultura y Deportes, a través de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu, y Romeu Imprenta que ha realizado una magnífica reproducción del plano.

2 Comentarios

  1. Me parece una iniciativa interesantísima, por la que felicito a la Sociedad Bibliográfica Valenciana Jerònima Galés y al socio de esa entidad, don José Huguet, que compró el editado en 1695 hace 20 o 30 años, que lo ha conservado durante todo este tiempo, y que ha tenido la generosidad de ofrecerlo a esa Sociedad Bibliográfica Valenciana para que pudiera hacer una edición del mismo.
    En otro orden de cosas, me gustaría adquirir un ejemplar del plano recientemente editado. ¿Podrían indicarme qué podría hacer para comprarlo?.

  2. hola, soy Rafael Solaz, presidente de la Societat Bibliogràfica. En principio los planos no se venden, se han hecho para los socios y para algunas bibliotecas y archivos públicas al objeto de que todo el mundo pueda consultarlos. No obstante, debido al número de peticiones, la Societat va a valorar el hacer otra edición y más tirada. Pero eso está por decidir todavía.

    Quiero felicitar y dar las gracias a Horta Noticias por la magnífica divulgación y por ser la voz de los pueblos agrícolas de alrededor de Valencia.

    Gràcies

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here