La Policía Local evita el robo de 1.950 kilos de cable de hierro en la Partida de L’Alter

1
46

La plantilla de la Policía Local ha incorporado a 34 agentes recientemente.
La plantilla de la Policía Local ha incorporado a 34 agentes recientemente.

Una patrulla de la Policía Local de Torrent evitó el robo de 1.950 kilos de cable de hierro en la Partida de L’Alter, junto a la Autovía CV-36. Los agentes que se encontraban por la zona detectaron a tres personas y dos vehículos que parecían ir cargados con un material muy pesado.

Tras realizar las actuaciones necesarias para comprobar la propiedad y la procedencia del material confiscado a tres individuos de nacionalidad española, determinaron que fueron sustraídos de una nave situada en el Camino nuevo de Picanya, por lo que agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de los individuos.

Concretamente, alrededor de la 16.15 horas, la patrulla de la Policía Local que se encontraba trabajando por la zona detectó a tres personas próximas a dos vehículos que parecían albergar en su parte posterior material de gran peso al observar que el capó se encontraba muy próximo al suelo.

Uno de los automóviles contenía 30 bobinas de cable de hierro, mientras que el otro transportaba en su interior 48 más. Un total de 78 bobinas de cable de hierro con un peso aproximado de 25 kilos cada una de ellas.

En un primer momento, los tres varones fueron identificados y aseguraron que el material interceptado lo habían encontrado a escasos metros del lugar en una casa muy próxima abandonada.

Tras llevar a cabo la identificación de los tres individuos, la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Torrent realizó las actuaciones necesarias para determinar la procedencia y la propiedad de los 1.950 kilos de cable de hierro tras constatar que no existía ninguna denuncia de material similar intervenido.

Primero, se analizó el PVC y las inscripciones de los cables y se contactó con diferentes importadores y depositarios de bobinas de cables de acero y hierro, llegando de esta manera a la gerencia de la empresa donde se produjo el robo del material, la cual desconocía tal sustracción.

El modus operandi en este tipo de robos suele ser siempre el mismo: durante unos días observan y vigilan las empresas ubicadas en los polígonos para elegir el objetivo final. Cuando consideran el momento más indicado proceden a cortar la valla del perímetro, así como el candado o la cerradura de la puerta que da acceso a la nave, tal y como hicieron los tres detenidos. En el caso de que los supuestos ladrones sean detectados con el género robado, generalmente lo justifican diciendo que se lo acaban de encontrar.

Finalmente, la totalidad del material intervenido se le entregó de nuevo a la empresa, donde el gerente reconoció claramente a uno de los detenidos al que vio merodeando días antes por las inmediaciones de la empresa.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here