La histórica sede del Sindicato Agrícola se abrirá a las asociaciones y colectivos del municipio

0
64

El Ayuntamiento de Puçol y el Sindicato Agrícola han suscrito un acuerdo por el cual la entidad privada cede al consistorio el uso de las instalaciones a cambio de que la corporación local invierta 50.000 euros en cuatro años para mantener y rehabilitar el emblemático edificio.
A partir de ahora, y en virtud del convenio, las asociaciones y colectivos del pueblo podrán hacer uso de la planta baja del Sindicato Agrícola, un edificio con casi un siglo de historia que está inscrito en el Catálogo de Patrimonio Arquitectónico de Puçol.

El presidente del sindicato, Vicente Rodrigo, se ha mostrado satisfecho con el resultado de las “largas negociaciones” mantenidas con el ayuntamiento: “cuanto más cuesta algo, más vale y este acuerdo ha costado mucho de cerrar. Igual que el propio edificio del sindicato, que costó muchos años de construir”.

La sede del Sindicato Agrícola, ubicada en el corazón del pueblo, la calle San Juan, fue testigo y protagonista de la historia de Puçol durante el siglo XX. Desde la guerra civil a la Transición, pasando por la dictadura, siempre jugó un papel destacado. Perteneció desde su construcción al bando republicano, que se encargó de levantar sus muros.

Sin embargo, sus fundadores se vieron desposeídos del edificio después de la Guerra Civil y muchos de ellos, como la familia del propio Vicente Rodrigo, fueron expulsados y exiliados del pueblo por sus ideas políticas.

En manos del régimen franquista, el Sindicato Agrícola se convirtió con el paso de los años en el Ayuntamiento de Puçol. Como Casa Consistorial, este edificio contempló los últimos días de la dictadura y los primeros pasos de la recobrada democracia durante la transición, hasta que se construyó la sede actual del ayuntamiento.

Como explica el alcalde de Puçol, José Vicente Martí, “el consistorio está muy satisfecho y contento por este convenio con el Sindicato Agrícola, que va a permitir no sólo el mantenimiento y la conservación de este emblemático edificio de Puçol, sino también su uso y disfrute por parte de las asociaciones y colectivos del pueblo”.

“Desde su fundación, el sindicato tuvo un marcado carácter social, que ahora pretendemos impulsar de nuevo y recuperarlo como elemento de dinamización social””, ha recalcado Martí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here