La Guardia Civil alerta de una estafa de falsos empleados de una compañía eléctrica tras una denuncia de un vecino de Alcàsser

0
51

La Guardia Civil ha alertado este miércoles de una estafa cometida por falsos empleados de una compañía eléctrica que se presentaban en las viviendas donde decían que el contador de la luz debía ser cambiado por uno nuevo y cobraban 600 euros por adelantado, aunque luego no lo hacían, según ha informado la Comandancia en un comunicado.
El Instituto armado ha tenido conocimiento de la estafa después de que el pasado viernes dos personas jóvenes se personaron en un domicilio de la localidad de Alcàsser, diciendo que eran trabajadores de una compañía eléctrica, y que habían sido enviados para instalar un dispositivo denominado ICP, que controla la potencia de la luz.

Tras inspeccionar la instalación eléctrica, los supuestos instaladores le dicen al propietario que para que el dispositivo ICP funcionase correctamente, debía cambiar el contador de la luz, cuyo coste ascendía a 600 euros. Una vez aportado el dinero por la víctima, los jóvenes le comunicaron que el contador será instalado pasados unos días y se marcharon del lugar.

Posteriormente, cuando el dueño llamó por teléfono a la compañía si habían enviado a alguna persona a montar el dispositivo ICP, comprobó que todo era una estafa.

La Guardia Civil de Valencia quiere prevenir a los ciudadanos de la comisión de esta modalidad delictiva y ha advertido de que, en el caso de que alguna persona se persone en el domicilio para revisar la caldera, la instalación eléctrica, y otro tipo de elemento de la vivienda, solicite la identificación y compruebe los datos a través de la empresa para la que dicen trabajar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here