Quantcast

La Diputación pone en marcha un Plan de Empleo con 3 millones de euros para los municipios valencianos

El Plan de Empleo de la Diputación de Valencia dará continuidad al acuerdo con el protocolo general de colaboración entre la Generalitat y las diputaciones de la Comunitat Valenciana para la coordinación de actuaciones en materia de fomento del empleo, firmado el 2 de agosto de este mismo año.

Se enmarca, por tanto, en la política de coordinación entre la Diputación de Valencia y el resto de administraciones que el presidente de la institución provincial, Jorge Rodríguez, ha mantenido desde que accedió al cargo y que se ha materializado ya en diversas acciones conjuntas, como el programa Xarxa Llibres, el acuerdo para el impulso del transporte en las comarcas valencianas, el impulso de un convenio en materia de Turismo o la Primavera Educativa, entre otros.

Según las bases del Plan de Empleo 2016, las actuaciones o servicios de interés general o social que deben inspirar las contrataciones de los ayuntamientos se dividen en tres grupos: los servicios de utilidad colectiva, los servicios de ocio y culturales y los servicios personalizados de carácter cotidiano.

Entre los considerados de utilidad colectiva, se encuentran la mejora y mantenimiento de inmuebles, la revalorización de espacios públicos degradados, el transporte colectivo, y actividades que tengan relación con la gestión de residuos o de aguas, la protección y mantenimiento de zonas naturales y el control de la energía.

En los servicios de ocio y culturales se enmarcarían actuaciones de promoción turística, desarrollo cultural local o de promoción del deporte, y aquellas incardinadas en el sector audiovisual o en el mantenimiento del patrimonio cultural. Por último, en cuanto a los servicios personalizados de carácter cotidiano, la orden incluye entre ellos los de cuidado de niños, la prestación de servicios a domicilio a personas incapacitadas o mayores y la ayuda a jóvenes en dificultad y con desarraigo social.

Para llevar a cabo las contrataciones, se destinará un importe fijo a cada municipio de 1.500 euros y uno variable en función del número de desempleados que existan en la localidad, a razón de 16,45 euros por cada uno. Este dinero deberá ser utilizado por los municipios para realizar contrataciones que en ningún caso podrán ser inferiores a los tres meses de duración ni plantear una jornada laboral inferior a las 30 horas semanales. El salario que percibirán las personas contratadas será el fijado por el convenio colectivo que les sea de aplicación en función de la labor concreta a desarrollar.

Para la selección de los trabajadores, las entidades podrán solicitar oferta de empleo al centro SERVEF que les corresponda o bien contratar a trabajadores de las bolsas de trabajo que pudieran tener constituidas con anterioridad a la publicación de las bases, siempre que se trate de personas desempleadas, inscritas como demandantes de empleo en algún centro SERVEF de la Comunidad Valenciana y que mantengan esta condición en el momento de la contratación.

Adicionalmente, el Plan de Empleo de la Diputación de Valencia prevé expresamente que no se pueda seleccionar para este plan a trabajadores contratados en la convocatoria de la Generalitat Valenciana. El objetivo, tal como ha explicado Conxa García, es que “las actuaciones en materia de fomento del empleo impulsadas desde las instituciones valencianas sirvan para multiplicar el número de beneficiarios, y que si una persona no ha podido acceder a un plan tenga oportunidad de optar al otro”.

La diputada de Asesoramiento Municipal ha manifestado que “de cara a los presupuestos de 2017 trabajamos con la posibilidad de aumentar esa partida para planes de empleo, con el fin de garantizar esos contratos dignos y llegar a un mayor número de personas que están sin trabajo”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *