La Diputación lleva la exposición ‘El toro sin barreras’ a Foios

0
53

toro sin barreras foiosEl Museo Taurino presenta el lunes, 24 de noviembre, la exposición El toro sin barreras en el Ayuntamiento de Foios. Esta parada será la última que hace la muestra en 2014, tras batir récord de asistencia en las localidades donde se ha exhibido.

La exposición, solicitada por el Club Taurino de Foios, coincide con el inicio de la semana taurina en Foios que celebra el 33 aniversario del Club Taurino de Foios y cuenta con la colaboración del Consistorio.

El comisario de la exposición es José Luis Benlloch, quien ha trabajado con fotografías de Arjona, que son propiedad del centro taurino de la Diputación de Valencia, para estructurar la muestra en cuatro grandes apartados que son el nacimiento y crianza, selección, manejo y plenitud del toro.

El artista hace un reconocimiento y pone en valor la belleza de la vida del toro como animal salvaje. Muestra todo el proceso de crianza, reproducción y su privilegiado modo de vida en la dehesa, paraíso donde vive el toro bravo.

La vida del toro

La exposición se divide en cuatro apartados que reflejan las etapas de nacimiento, selección, manejo y plenitud del animal.

La dehesa, un auténtico ecosistema natural, es el hogar del toro de lidia desde su nacimiento hasta que llega la hora de su lidia y muerte.

Las crías de cada camada se agrupan según su sexo y edad hasta que llega el momento del tentadero o la lidia. Los machos pueden lidiarse de añojos (entre uno y dos años), erales (de 2 a 3), utreros (de 3 a 4) o de toros (entre los 4 y 6 años).

Los ganaderos persiguen su ideal de toro bravo y para lograrlo ponen en práctica diversas faenas de selección que son un verdadero ritual.

Obediencia, profundidad, nobleza, recorrido, capacidad de humillar, temple, duración… son solo algunas de las virtudes que se requieren del toro en la lidia actual.

Negros, castaños, colorados, jaboneros, sardos, albahíos, burracos, cárdenos, ensabanados, retintos, etc. son solo algunos de los pelajes que salpican la dehesa. Veletos, cornipasos, playeros, bizcos, o cornidelanteros son las denominaciones utilizadas para definir la conformación de los pitones. El léxico y la jerga campera son inagotables.

Desafiantes, orgullosos, guapos, marcando su territorio en las temidas e interminables peleas… denotan su carácter, también los hay nobles y pastueños, hasta con dulzura en su expresión como denotan las fotos de Arjona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here