La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Mislata pide una reunión con Ribó para tratar la vuelta de la EMT a Mislata

0
158

coordinadora vecinal MislataEl portavoz de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Mislata, Julián Martínez, ha solicitado una reunión urgente con el alcalde de Valencia, Joan Ribó, alcalde de Valencia, con el objetivo de buscar una solución para el retorno de la línea de autobús metropolitano número 7 a Mislata.

La Línea 7, antes Saltuv y ahora EMT, se creó para unir Valencia desde el barrio de La Fonteta de Sant Lluís con Mislata, en la que previamente se cambió el servicio de los tranvías por autobuses en julio de 1964, aumentando su servicio. “Esta es una parte de la historia de Mislata que nos han “sustraído” los juegos políticos del Partido Popular y que estamos decididos a recuperar con la anuencia del nuevo Ayuntamiento de Valencia, puesto que es un derecho adquirido por esta población”, ha explicado Martínez.

La línea 7 fue suprimida por el gobierno de Rita Barberá con el pretexto de ser una medida enmarcada dentro del plan estratégico que la Empresa Municipal diseñó junto a un Plan Financiero, según ella, para optimizar los recursos garantizando el número de líneas, la frecuencia de paso y la plantilla al tiempo que se reducían los gastos. Para la Coordinadora, sin embargo, esta línea se demostró que era rentable por lo que considera que “el único motivo para la eliminación de la misma fue el cambio político del Ayuntamiento en Mislata, dejando a más de 45.000 habitantes sin un servicio de transporte público”.

Para la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Mislata, era necesario que tanto los estudios estratégicos como los planes económicos de la empresa se pusieran sobre la mesa, pues las cifras que manejaba el Partido Popular no eran las mismas que se cifraban para otras poblaciones gobernadas por el PP, pues el Ayuntamiento de Mislata llegó a ofrecer el importe solicitado por el concejal de Transporte, Alfonso Novo, siendo finalmente denegado, “puesto que se trataba de un castigo ejercido con dinero público a la población de Mislata”.

“Las cifras que presentaron al cierre de La Línea nº 7, por parte del Partico Popular, fueron siempre muy discutibles, y sobre todo en ningún momento se justificaron con un servicio mancomunado de interés social, y dentro del marco de las subvenciones que da la Generalitat y el Estado para el Transporte Metropolitano”, explican desde la entidad vecinal.

Del mismo modo, la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Mislata ha lamentado profundamente que en esta pasada campaña electoral “se haya ejercido una burla a los ciudadanos de Mislata, trayendo un autobús con el número 7 y paseándolo por la población con la propuesta del Partico Popular, que si ganaban las elecciones, devolverían el servicio de esta Línea a Mislata, lo que demuestra una vez más, que no fue retirada por una cuestión económica, sino como chantaje a la ciudadanía”.

“El nuevo alcalde de Valencia debe comprender la preocupación de la Coordinadora Vecinal, pues se preocupa por algo que él como responsable político tiene entre las prioridades de su programa electoral, que es velar por la ciudadanía y la actividad comercial de Valencia, y lo que supone para los pueblos limítrofes las líneas de conexión radial con la capital”, concluye el portavoz de la coordinadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here