La Conselleria plantea la instalación de hoteles y restaurantes para revitalizar la huerta

0
84

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda tendrá listo en dos meses el Plan de Acción Territorial (PAT) de la Huerta Valenciana que supondrá su protección y revitalización. Desde el Gobierno autonómico lo tienen claro: la huerta sólo se protegerá si se entiende como una empresa, es decir, si es sostenible económicamente por si misma. Para ello, plantea la instalación de pequeños hoteles y restaurantes que atraigan al turismo.
El conseller del área, José Ramón García Antón, ha presentado, junto a la directora general, Arancha Muñoz, los resultados del proceso de participación pública del PAT en los que se recoge que el 90% de los ciudadanos está a favor de proteger la huerta pero no a cualquier precio pues rechazan totalmente que la huerta se convierta en un parque temático.

El objetivo de la Conselleria es, además de proteger este espacio, que la agricultura se convierta en una actividad rentable pues el paisaje del área metropolitana depende de los agricultores que trabajan la tierra por lo que no basta con protegerlo. “No creo en actividades o países permanentemente subvencionados”, ha reconocido el conseller, “tendremos que encontrar la forma de que la huerta sea autosuficiente para sobrevivir por sí misma”.

A partir de los resultados del proceso de participación ciudadana, que ha durado seis meses y en el que se han realizado jornadas de información y de consulta entre afectados y expertos, la Conselleria redactará el texto del Plan y lo someterá a información pública para recibir las alegaciones pertinentes antes de que se apruebe su versión definitiva.

Muñoz ha explicado que este proceso de participación ciudadana, en el que han participado administraciones locales, asociaciones agrarias, vecinos y expertos, es la primera vez que se realiza antes de elaborar cualquier plan sobre ordenación del territorio aunque ha advertido de que todo lo que se ha planteado en este proceso no se recogerá en la redacción definitiva del plan.

La directora general ha señalado que, después de pulsar la opinión de la ciudadanía, la Conselleria debe atender también a una visión global del espacio que el ciudadano no siempre tiene presente. En ese sentido, García Antón ha explicado que habrá unas zonas de huerta “intocables” pero, también, infraestructuras, sobre todo viarias, que son necesarias llevar a cabo y que supondrán sacrificar parte de huerta.

Los ayuntamientos deberán adaptarse

El conseller se ha referido a cómo la protección especial de la huerta afectará al crecimiento de los municipios implicados. “Los ayuntamientos son conscientes de dónde están” y “aunque algunos tendrán que cambiar sus previsiones, la gran mayoría está dispuesto a hacer un esfuerzo para proteger la huerta”, ha explicado.

Así, tendrán que asumir que parte de los terrenos de huerta serán intocables aunque otros se tendrán que sacrificar para llevar a cabo infraestructuras que el conseller ha calificado como “necesarias”. Sin embargo, ha reconocido que algunos proyectos, como la Vía Parque Norte, tendrán que modificarse para ser compatibles con este nuevo espacio protegido.

Una ley y un ente gestor

El PAT permitirá desarrollar una Ley de la Huerta que desarrollará las actuaciones previstas en el Plan y creará un ente gestor donde estarán representados las administraciones locales, los agricultores y la Conselleria. Este organismo será el encargado, entre otras cosas, de financiar las actividades que se lleven a cabo para convertir este espacio en uno sostenible económicamente.

Aunque aún no está concretada la forma de conseguir fondos, García Antón ha planteado que ese dinero puede llegar, además de desde la Generalitat, gracias a las plusvalías que los agentes urbanizadores deben pagar en suelo protegido por cada actuación que realizan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here