Jorge Rodríguez anuncia que la Diputación va a profesionalizar a sus brigadistas

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, se ha reunido este martes con los coordinadores de las brigadas de Divalterra, a los que ha trasladado la intención de la Corporación de profesionalizar este colectivo, que trabaja en la prevención de incendios y en muchos casos en la intendencia para la extinción del fuego.

Jorge Rodriguez con brigadistas en Requena foto_Abulaila2En esta línea, Rodríguez ha avanzado un plan de formación para mejorar la capacitación de los brigadistas. Para ello se definirá la exigencia y el perfil de cada puesto y la titulación y las responsabilidades de quienes los ocupen.

El presidente de la Diputación ha arrancado la jornada de trabajo con los brigadistas visitando la base de la Portera, donde se ha interesado por la labor de los agentes que repasaban un cortafuegos en la masa forestal de Requena. Acompañado por el gerente de Divalterra, Víctor Sahuquillo, y los directores de Gestión Forestal y Medio Rural, Manolo Carot y Voro Femenía, Rodríguez ha avanzado que se trabaja en un estudio técnico sobre la ubicación de las 56 bases de las brigadas, para poder establecer las necesidades de estos grupos humanos.

En esta línea, Divalterra adquirirá este año 20 nuevos vehículos, con un coste de 158.000 euros, así como 120 desbrozadoras, entre este año y el próximo, con un presupuesto de 135.000 euros. En total, 300.000 euros de inversión inmediata.

En cuanto al dispositivo especial de verano, dentro del período Previfoc, incluye a las 112 brigadas trabajando a diario y distribuidas en 6 grupos, los dos primeros con 18 brigadas cada uno y el resto con 19. Su tarea fundamental es la selvicultura preventiva para limpiar los montes de los elementos que pueden provocar y propagar el fuego, aunque su tarea de vigilancia puede convertirse en intervención en algunos casos.

La movilización de los brigadistas de la Diputación en caso de incendio o emergencia corre a cargo de los bomberos que, conociendo la disposición de las brigadas, coordina sus movimientos.

Voz y voto

Los coordinadores de los brigadistas han trasladado al presidente de la Diputación sus inquietudes, desde la falta de reconocimiento del trabajo que realizan para prevenir los incendios forestales hasta la petición de material moderno y efectivo, como ropa de mayor calidad, motosierras ligeras y tractores trituradores. Algunos de estos coordinadores de zona han demandado más información sobre los cambios en la empresa a los responsables de Divalterra, pero por encima de todo han agradecido el giro que está experimentando la gestión y la posibilidad de tener “voz y voto”.

En este sentido, la técnica de Barrancos Mª José Casamayor ha manifestado durante la reunión de trabajo con el presidente que ha pasado “de estar en una empresa en la que no teníamos ninguna motivación a estar en una empresa en la que ha vuelto la ilusión”. Jorge Rodríguez se ha felicitado por la actitud constructiva de los trabajadores de Divalterra y ha dejado claro que “los motivos que teníamos para avergonzarnos los hemos dejado en el camino”.

Formación y compromiso

El presidente de la Diputación ha animado a los coordinadores de zona a “aprovechar ese cambio de imagen que pretende olvidar la red clientelar y la sombra de la corrupción para desarrollar acciones concretas que permitan que en 10 años Divalterra se perciba como algo muy distinto”.

Por su parte, el director del área de Gestión Forestal de Divalterra, Manolo Carot, ha destacado el objetivo de modernizar la empresa pública sobre la base de la formación y del compromiso de los propios brigadistas. “Por primera vez en la historia, hemos sancionado con la suspensión de empleo y sueldo a trabajadores que han abusado del absentismo o las bajas injustificadas. Debemos mejorar la imagen de la empresa con el uso de la normativa, castigando si es necesario a los que no cumplen”.

El gerente de Divalterra, Víctor Sahuquillo, ha avanzado que está en marcha la convocatoria para las plazas de jefe de operaciones y control desde Gerencia, en esa hoja de ruta de la modernización de la empresa. Sahuquillo ha apostado por recuperar la autoestima de los trabajadores y dejar muy clara que la tarea principal de los brigadistas es la prevención y la silvicultura, “donde debemos ser los mejores”.

Víctor Sahuquillo ha recordado la frase de un alumno de Forestales que lamentó que “la gente siga creyendo que el que no vale para nada acaba en el monte”. Con la intención de poner en valor el trabajo de los brigadistas y profesionalizar el colectivo, las escuelas de Catarroja y Requena, dependientes de la Diputación, “ofrecerán una formación permanente para los alumnos y los brigadistas que deben seguir formándose”.

En este punto ha intervenido la diputada de Biernestar Social, Mercedes Berenguer, que ha anunciado que los alumnos de los centros de Requena y Catarroja podrán hacer prácticas y trabajar en las brigadas de Divalterra, algo que no ha sucedido con anteriores gobiernos provinciales. “Los profesores están encantados en poder colaborar para dignificar el trabajo que se hace desde las escuelas”, ha señalado la diputada.

El presidente ha puesto punto y final a la matinal de trabajo con las brigadas asegurando que “no tiene sentido que haya dos escuelas de la Diputación y que los alumnos se vayan fuera a hacer las prácticas”. Antes de la visita a la Escuela Vitivinícola de Requena, Rodríguez se ha comprometido a estudiar la viabilidad de renovar el material obsoleto de las brigadas. “La Administración tarda en arrancar, pero cuando lo hace es imparable”, ha concluido.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *