Infraestructuras recuperará, adecuará y potenciará turistícamente la Vía Augusta que cruza l’Horta de norte de sur

0
63

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte va a recuperar 450 kilómetros de la Vía Augusta y 180 de la Vía Dianium, con el fin de adecuar estas calzadas romanas al uso ciudadano para su uso peatonal, ciclista o a caballo. La rehabilitación de los caminos se enmarca en el Plan Director de Recuperación de la Vía Augusta en la Comunitat Valenciana aprobado por el Consell.
La Vía Augusta atraviesa 11 municipios de Castellón, 24 de Valencia –prácticamente todos los de la comarca de l´Horta Nord y algunos de l´Horta Sud- y 12 en Alicante, en los que “se va a recuperar o reconstruir la calzada y se van a construir equipamientos de hospedaje, información y ocio. Todo ello será objeto de promoción para potenciar este itinerario como elemento dinamizador del turismo cultural y saludable”, según ha manifestado el conseller Mario Flores.

La Vía Augusta es una de las principales calzadas construidas por los romanos en España. Recibe su nombre, con toda seguridad, a las reparaciones y rectificaciones efectuadas por el emperador Augusto, el primer y quizás más importante emperador romano (27 a.C.- 14 d.C.). Con una longitud aproximada de 1.500 kilómetros, atraviesa la península desde los Pirineos hasta Cádiz, bordeando el Mediterráneo.

El acondicionamiento de la calzada permitirá disfrutarla descubriendo el camino que recorrieron los antepasados con la ayuda de paneles explicativos que se instalarán a lo largo del recorrido. El proyecto responde al compromiso adquirido por el Consell en enero de 2009 junto con el Consejo de Europa, la Unesco, la Comisión Europea, la ciudad de Roma y las regiones del Lazio y la Umbria, con el objeto de recuperar esta vía.

Otro de los atractivos de esa ruta será el acercamiento a los importantes vestigios romanos. Además de la propia calzada, la Vía Augusta nos acerca a los primitivos miliarios, puentes, villas, arcos y yacimientos romanos. Los miliarios son columnas de piedra que se colocaban al borde del camino y marcaban los milia pasuum, es decir, una milla romana, que equivale a una distancia aproximada de 1.481 metros. Llevaban inscrito el nombre de la vía, la distancia desde el punto inicia de la calzada y el nombre del emperador. Pero el elemento más importante de la Vía Augusta a su paso por la Comunitat es el arco romano de Cabanes. Se trata de un monumento honorífico de carácter privado construido probablemente a principios del siglo II.

Otros elementos significativos son los restos del circo romano de Sagunt, L’Almoina de Valencia o el puerto romano de Lucentum. Además, la Vía Augusta atraviesa ocho espacios protegidos a lo largo de la Comunitat, el mismo número de senderos de largo recorrido y otros tantos de corto recorrido.

“La Vía Augusta ha cobrado actualidad por tratarse de un potente símbolo de la necesaria conexión de la Comunitat con Europa, en un momento en que el Corredor Mediterráneo constituye una de las grandes prioridades de la política de Infraestructuras del Consell”, según ha enfatizado Flores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here