Informes técnicos confirman que se siguieron todos los protocolos en la situación de emergencia del 28 de septiembre

0
63

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Aldaia habían solicitado un pleno extraordinario para que el equipo de Gobierno diera cuenta de las actuaciones realizadas antes, durante y después de las fuertes precipitaciones del pasado 28 de septiembre y que provocaron inundaciones en algunas calles de la población. Los informes técnicos aportados confirman, sin embargo, que se actuó siguiendo los protocolos pertinentes.
En ese sentido, se han aportado informes de la Policía Local, de la Brigada de Obras, de al empresa Aigües de l’Horta y del Centro de Emergencias de la Generalitat. Respecto a las actuaciones previas, se ha confirmado que Aigües de l’Horta había limpiado los 208 imbornales de la zona más afectada por las lluvias el día 11 de septiembre y que se había ejecutado la limpieza del barranco de La Saleta durante los días 17, 18 y 19 del mismo mes tras recibir la autorización de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

Así, aunque los imbornales estaban despejados, no pudieron asumir la intensidad de la tormenta que dejó 210 litros por metro cuadrado en el municipio. Desde el Gobierno municipal han puntualizado, asimismo, que el barranco no se desbordó porque el agua no provenía de otras localidades por lo que “las calles afectadas se hubieran inundado de igual manera”.

Según se ha explicado en el pleno, tras recibir la alerta naranja por parte del Centro de Emergencias, se puso en marcha un Gabinete de Emergencias, encabezado por la alcaldesa, Carmen Jávega, y compuesto por varios concejales, el intendente de la Policía Local y el jefe de la Brigada de Obras además de un dispositivo formado por diez agentes y catorce brigadistas. La Policía Local ha confirmado en un informe que la alcaldesa estuvo en todo momento en contacto con las personas que estaban trabajando y pendiente del operativo.

A las 22.30 horas, la Brigada de Obras colocó las segundas compuertas del barranco en el barrio de la Brillantina y en diversas calles. Una vez finalizadas las precipitaciones, alrededor de las 00.30 horas, la brigada limpió los restos en las barandillas de protección y los accesos a los túneles que se reabrieron en la mañana del sábado 29 de septiembre.

El informe de la Policía Local refleja además que en la última década no se había producido una tormenta de esta “virulencia” por lo que “no es comparable a situaciones anteriores en las que está basado el actual Plan de Emergencias que ha resultado insuficiente para esta situación”.

Así, el equipo de Gobierno ha reconocido que los protocolos de Emergencia, que datan de 2003, tienen “deficiencias” por lo que se van a encargar informes topográficos e hidrológicos para establecer nuevas medidas que prevean “accidentes medioambientales”. También se está estudiando la mecanización del cierre de los pasos a nivel para ganar en seguridad y rapidez.

Por otra parte, se ha informado de que ya se está en conversaciones con la empresa Aigües de l’Horta para implantar un nuevo sistema de alerta ante el riesgo de fuertes lluvias al tiempo que se está hablando de la posibilidad de colocar cámaras y estaciones de aforo y sondas en el barranco de la Saleta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here