Gastos imprevistos en familia: la mejor manera de afrontarlos

0
270

Por desgracia, existen muchas ocasiones en las que las familias deben hacer frente a gastos económicos imprevistos de muy diversa índole. El consumo aumenta durante algunas épocas del año en particular de manera considerable, por ejemplo, en verano, Semana Santa, Navidades o las cuestas de enero y septiembre. En dichos periodos las familias aprovechan las vacaciones para hacer alguna escapada y cuando vuelven ven sus ahorros menguar bastante rápido.

Es por ello, que si surgen eventualidades como el pago una factura cuya cuantía ha aumentado más de lo esperado, el arreglo de la rotura del coche, la reparación de algún electrodoméstico, una multa o la compra de material escolar u de otro tipo, se debe encontrar la manera de afrontarlas. En los últimos años, la opción preferida de muchos españoles para ello ha sido la financiación online mediante empresas online dedicadas a prestar este tipo de servicios (Fintech). Según informa el Informe Mundial de Banca Minorista, el 70% de los ciudadanos españoles solicitó dinero rápido a estas compañías en algún momento a lo largo del pasado año 2016.

Se trata de una opción cómoda puesto que evita tener que sufrir por el amargo momento de pedir dinero a la familia o a los amigos. Además, es un proceso que se puede hacer en cualquier momento del día, sin límites horarios, puesto que no requiere salir de casa, sino que basta con un dispositivo electrónico que tenga conexión a Internet. Tan solo hay que introducir en el buscador la página web a la que se desee pedir el crédito rápido y, una vez allí, introducir la cantidad y el plazo de devolución que se quiera; acto seguido aparecerá la cantidad final a pagar con gastos incluidos. Por ejemplo, si se solicitan 200 euros a devolver en 25 días, habrá que devolver 260,45, lo que supone un TAE de 4626,5 %.

También es una forma rápida, ya que todos los trámites hasta tener el dinero ingresado en la cuenta indicada tardan apenas unos minutos y, de esta manera, una persona se evita tener que ir a pedir el préstamo a una entidad bancaria, donde además de muchas explicaciones le harían entregar variados papeleos. Sin embargo, en las plataformas online bastará con rellenar un simple formulario con datos personales. Después de ello, aparecerán las condiciones del préstamo que el cliente o usuario deberá leer con antelación si no quiere llevarse ninguna sorpresa. En esta parte del proceso, lo más importante es leer las características de las comisiones, que pueden ser de varios tipos: apertura, cambio de condiciones, cancelación anticipada u otros. Éstos pueden encarecer el coste final del crédito.

La gran ventaja y la principal de estos portales virtuales frente a los bancos tradicionales es que ayudan a familias con verdaderos problemas económicos, puesto que no requieren presentación de nómina. Tampoco ponen como requisito un aval que asegure la devolución del préstamo en caso de dificultad para ello. Incluso, si el solicitante se encuentra en un listado de impagos, puede pedir el préstamo que desee y tenerlo listo en unos instantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here