Francisco Mir Belenguer: “Yo lo que quiero es que se valore la larga trayectoria de un pintor”

0
83

Francisco Mir Belenguer nació en el valenciano barrio de Benimamet en 1934. Procedente de una familia humilde, Mir Belenguer destacó como dibujante desde niño y en 1946 ingresa en la Escuela de Artes y Oficios de Burjassot, pocos años después abandona los estudios artísticos e inicia su trayectoria más personal desde la disciplina autodidacta. Siempre creativo y explorador, Mir Belenguer visita la técnica del expresionismo, el arte abstracto, el constructivismo y, en esta última etapa artística, el realismo urbano.
Especialmente contento por la Medalla de Honor del Premio BMW que le entregó el príncipe Felipe de Borbón en 1991, Mir Belenguer ha recibido números premios y distinciones a lo largo de toda la geografía nacional. Su blog, http://mirbelenguer.com/, refleja con precisión el recorrido vital de su obra y su amplio abanico de premios. Para conocer aún más su trabajo y su deseo de expresarse, el artista nos recibe en su casa de Paterna y nos comenta sus preocupaciones.

Hortanoticias: Parece que medita mucho el uso del color en sus cuadros…

F.M.B.: Yo me he acostumbrado a trabajar, y además daría lecciones magistrales de pintura sí quisieran, con cuatro colores básicos de donde sale toda la gama que es como pintaban todos los grandes. Y…, y lo copiaron unos a otros porque, por ejemplo, Velázquez, que ha sido el máximo, tenía esa costumbre. Después Sorolla le copió también a Velázquez. Él fue el gran maestro. Por todo eso yo sería feliz, en un sitio, explicándolo a la gente que me preguntara, ¿cómo se pinta?, ¿qué colores se usan? Yo estaría encantado.

H: En su blog pueden verse las excelentes críticas que ha recibido su obra.

F.M.B.: Bueno, he tenido la suerte de que muchos especialistas hablaran de mi trabajo. Esta…, eh… José Ombuena, también Chavarri Andújar, Garnería… Eh, creo que de Valencia todos han visto mi obra y a María Ángeles Aranzo le gustaba mucho y ella me hizo varias críticas de exposiciones y tengo también muy buenas críticas de Madrid y Barcelona y me acuerdo de Antolí, que fue presidente de todos los críticos de arte, y, mira… Aquí, aquí no se me quiere reconocer. Yo no tengo el título de Bellas Artes pero se supone que una institución tan importante debe ayudar y difundir a los artistas. Mira, en otros sitios donde se admira a los autodidactas se premian y se les apoya, aquí se burlan.

H: ¿Usted cree que apoyan más a los nuevos valores de la pintura?

F.M.B.: Pues aquí apoyan a quien apoyan. Da igual que hables con un político que con otro. Es indignante. La gente que ya tenemos una carrera, una trayectoria artística estamos olvidados. Si hablas con uno, para darles una exposición, te pasan a otro. Mira, yo tengo lo que es muy difícil en esta vida y es credibilidad. Mi credibilidad viene de toda mi carrera como pintor. Que apoyan a los jóvenes, muy bien pero, ¿y el resto de artistas?, ¿cómo haces para que tu pintura llegue a la gente que te quiere ver? En mi blog se ve que soy una persona de pensamiento muy humanista y tolerante y he hecho para que mucha gente pueda ver mi trabajo ya que no me dejan exponer.

H: ¿Y cómo difundir su obra y su saber?

F.M.B.: Pues a mí me gustaría que se creara un ambiente de pintores y artistas, me da igual que sean viejos o jóvenes. A mí lo que me gusta es el ambiente, un ambiente en el que, ojalá todos, comentáramos, nos entendiéramos y razonáramos. Así se podría hablar o exponer las obras de unos y de otros pero hay gente que no le gusta razonar, le gusta discutir y si tú eres de un color y el otro de otro y aquél es de otro pues…, ¡No podemos estar mirando si uno es de un color o de otro! Lo importante es hablar de las obras y de las exposiciones.

H: ¿Cuál es el mensaje que hay que enviarle a la gente de la situación de algunos artistas?

F.M.B.: Pues mira, yo he vendido cuadros desde 1958 en el Círculo de Bellas Artes y me han ayudado mucho y hay muchísima gente que tiene cuadros míos. Yo lo que quiero es que se valore la larga trayectoria de un pintor, como es mi caso y la de otros, y que aún tenemos obras y pinturas por exponer. Pero si no expongo, porque no dejan exponer, sería encontrar un comprador y que yo pudiera vender gran parte de mi obra. No quiero dejarles en herencia a mis hijos los cuadros porque es un problema, luego es más difícil ponerlos en el mercado.

H: ¿Pero hay algo que la administración y sus responsables puedan hacer por los creadores de su generación?

F.M.B.: Han hecho polvo todo. Yo he intentado crear lo que tienen ya otras comunidades dentro de las artes plásticas, hasta Murcia que no tenía ya tiene, y son centros de artes plásticos. Yo lo he propuesto. Y son centros donde se aprende arte y donde se expone. En esos centros se reúnen los alumnos y artistas con trayectoria y se enseña y se habla de pintura. Pues tú fíjate si aquí hiciéramos estos centros, para mí sería fantástico llevar mi obra y hablar con los alumnos. Los artistas pueden exponer y hablar y razonar las cosas, sin política ni partidos políticos. Yo ya se lo he comentado a varios alcaldes y políticos de Valencia pero siempre dicen lo mismo y no hacen nada cuando en otras comunidades ya lo han hecho.

Francisco Mir Belenguer, continúa trabajando en el taller de su casa y retocando algunas de sus obras comenzadas. El artista autodidacta mantiene una gran cantidad de obra sin exponer, cuadros que aún solo han recibido la mirada de muy pocos privilegiados, figuras y formas que pugnan por un espacio para ser contemplados. Quizás sea un buen momento para recuperar gran parte del trabajo de Mir Belenguer y nuevos ojos salgan al encuentro de sus pinturas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here