Flores aprovecha la apertura de la conexión entre el puerto, Port Saplaya y la V-21 para exigir a Fomento las mejoras prometidas

0
50

El conseller de Infraestructuras, Mario Flores, ha afirmado hoy que “la nueva conexión entre el Marítimo, Port Saplaya y la V-21 es un modelo de inversión productiva en materia de infraestructuras y una apuesta por la movilidad y la mejora de los accesos a la ciudad”. El conseller Flores ha inaugurado hoy este nuevo vial, que a su juicio “quedará amortizado en un plazo de 5 años gracias a la reducción de tiempos y distancias”.
Este nuevo trazado, en el que se han invertido 16 millones de euros, “resuelve los problemas de comunicación que tenían los núcleos urbanos de Valencia y Alboraya y va a facilitar la comunicación de toda la zona este de la ciudad con el norte”, ha dicho.

Se trata de un vial urbano restringido a vehículos ligeros que parte de la avenida Fausto Elio (continuación de Serrería) y comunica con Patacona y después con Port Saplaya y la V-21.

En el primer tramo hay dos glorietas para dar acceso a la Patacona con una velocidad máxima permitida de 50 kilómetros por hora, si bien en el tramo hasta Port Saplaya la velocidad máxima será de 80 kilómetros.

El conseller ha destacado que la infraestructura dará servicio también a la movilidad peatonal y ciclista, ya que se está construyendo un vial para estos usos que discurrirá paralelo a la vía y separado de la misma.

En este sentido, ha señalado que “se han recogido las inquietudes de los vecinos para incorporar todos los elementos de protección contra el ruido y asegurar la mejor integración en el entorno”.

Entre estas medidas se contempla la ejecución de barreras acústicas, ya sea con pantallas o vegetación en todos los puntos del trazado con proximidad a vecinos o centros públicos y en que se ha aplicado un pavimento fonoabsorbente que reduce el ruido de los vehículos en un 20 por ciento.

Respecto a la pantalla acústica del tramo de Port Saplaya-incorporación a la V-21, ha recordado que su ejecución corresponde al Ministerio de Fomento, titular de la autovía, y ha señalado que la Conselleria ha mantenido distintos contactos y comunicaciones en los que ha instado al Ministerio a su ejecución “lo antes posible”.

Fomento tiene pendiente asimismo la mejora de las rotondas de acceso a Port Saplaya en cada sentido, según las mismas fuentes.

El vial que ha entrado en servicio hoy corresponde a la salida de Valencia, mientras que a continuación se iniciará la construcción del vial de entrada, que partirá de la V-21 y conectará con Fausto Elio en Patacona.

Flores ha explicado que para el vial de entrada se construirá otro puente de acero de doble arco idéntico al que se ha empleado para salvar el Carraixet y que ambos “conformarán una imagen muy atractiva que marcará la entrada a Valencia desde la V-21”.

Cada uno de los puentes tendrá una longitud de 60 metros y un peso de 200 toneladas. La estructura es de tipo doble arco superior del que cuelga el tablero, con el fin de evitar la colocación de pilas que limiten la capacidad del barranco de cara a posibles avenidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here