El ritmo de las obras de la primera fase del acceso norte al puerto de Valencia permitirá abrir un tramo antes del verano

0
62

Las obras de la primera fase del acceso norte al puerto de Valencia permitirán antes del verano abrir un tramo de salida de Valencia de dos carriles. La apertura permitirá conectar el bulevar de Serrería de Valencia con la V-21 una vez pasado el barranco de Carraixet.
Esta primera calzada del nuevo acceso norte se podrá abrir gracias al ritmo de los trabajos que se están realizando y que ha podido comprobar in situ el director general de Obras Públicas, Ismael Ferrer, y el alcalde de Alboraya, Manuel Alvaro.

Ferrer y Alvaro han asistido esta mañana a la colocación de las ocho vigas de 15, 75 metros de longitud que soportarán la estructura sobre el Camí de la Mar de Alboraya y ha señalado que los trabajos “van a muy buen ritmo, lo que va a permitir abrir la calzada de salida, desde Patacona a Port Saplaya y la V-21, en el plazo de tres meses”.

Esta primera fase se completará con la calzada de entrada a Valencia que según ha explicado Ferrer estará terminada a finales de 2011. La autovía que está construyendo la Conselleria de Infraestructuras es la primera fase del acceso norte al Puerto de Valencia. Se trata de dos carriles por sentido que conectarán la Patacona con Port Saplaya y la V-21 y que estarán restringidos a vehículos ligeros. Una vez terminada, el Ministerio de Fomento deberá ejecutar el túnel de acceso desde la avenida Fausto Elio al Puerto para su utilización por vehículos pesados, que tienen restringido el acceso al casco urbano en superficie.

La obra tiene un proyecto de 16 millones de euros y, una vez que las dos fases estén concluidas, permitirá a los camiones un ahorro de 20 kilómetros para acceder al puerto evitando circunvalar la ciudad por el by-pass.

El proyecto contempla la conexión de los núcleos urbanos de Port Saplaya y Patacona entre sí y aprovechar la plataforma existente entre la línea de ferrocarril y la Patacona, con lo que se evita ocupar una importante superficie de huerta. Se trata de un total de cuatro carriles de acceso y salida de la ciudad con características de autovía que partirán del final del término de Meliana y accederán a Valencia de forma paralela a la actual línea del ferrocarril. El nuevo acceso tendrá una longitud aproximada de cuatro kilómetros para cada sentido.

A cada sentido de la V-21 se añadirán dos carriles, que discurrirán por la parte exterior a los actuales separados por una mediana. Tendrán entrada y salida a las glorietas del enlace de Alboraya y salvarán el barranco del Carraixet con una nueva estructura a cada lado. A partir de aquí, el tronco este (de salida de Valencia) continúa en paralelo a la V-21, mientras que el oeste (entrada) se separa para poder pasar por debajo de la autovía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here