El Puig aprueba, por primera vez en su historia, una Relación de Puestos de Trabajo

0
32

El equipo de gobierno de El Puig ha decidido, por primera vez en la historia del Ayuntamiento, sacar adelante la creación del reglamento sobre la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) con el objetivo de favorecer la movilidad interna de los empleados municipales, “consiguiendo un mejor aprovechamiento de los recursos humanos existentes que garantice la mejora de la atención al ciudadano”, argumentan.
De forma paralela al Presupuesto 2012, el pleno municipal ha aprobado también la Relación de Puestos de Trabajo (RPT). La RPT es el instrumento técnico a través del cual se realiza la ordenación y optimización del personal, indicando las funciones de cada puesto de trabajo.

“Hemos sido los primeros, en la historia del Ayuntamiento, que nos hemos sentado para organizar y estructurar las funciones, responsabilidades y deberes del personal del ayuntamiento” ha asegurado el Concejal de Personal, Javier Maiques.

Tal y como asegura el gobierno local, la situación actual de crisis hace aún más necesario contar con una herramienta como ésta que permita ajustar al máximo el presupuesto en materia de personal en beneficio de todos los vecinos y vecinas.

El actual equipo de Gobierno, con estos ajustes y reestructuraciones, quiere disminuir el capítulo de gastos de personal “sin merma en la efectividad en el servicio al ciudadano”, añade el primer edil, José Miguel Tolosa.

Por otra parte, la puesta en marcha de la administración electrónica, en un breve periodo de tiempo, se verá traducida en un ahorro también para las arcas municipales ya que reducirá el coste de los trámites municipales y, se supone, “mejorará la atención al ciudadano que no tendrá que desplazarse hasta el Consistorio para resolver muchos de sus trámites con la Administración”.

Para los empleados públicos: trabajo por objetivos

Al mismo tiempo, también por primera vez, se ha aprobado un reglamento para mejorar la calidad del trabajo del empleado público y conseguir, con los mismos recursos humanos, mayores y mejores resultados. A través de él, se han establecido unos parámetros objetivos y cuantificables, para medir el trabajo del empleado y, en consecuencia, premiarle o amonestarle, valorando la eficacia e interés con el que se desempeña el puesto de trabajo y el servicio al ciudadano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here