El PSPV denuncia ante la Guardia Civil estar sometido a escuchas telefónicas por parte del equipo de gobierno

0
71

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Rafelbunyol ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil contra el gobierno local, del PP, por considerar que los concejales del PSPV “están sometidos a escuchas telefónicas por parte de los ediles del PP”, según explicó el portavoz del grupo municipal socialista, Francisco Fontelles
Fontelles fundamenta su denuncia en que el pasado 12 de mayo recibió una llamada en el despacho, que tiene el grupo en el consistorio, de un vecino que, según Fontelles, “quería contarle la situación económica y social de su familia y la discriminación que sufre por parte de los Servicios Sociales municipales”.

El portavoz del PSPV relata en la denuncia que en el transcurso de la conversación intervino la concejala de Bienestar Social, Carmen Piquer, haciendo, argumenta el dirigente socialista, “comentarios despectivos hacia el vecino y su situación”.

Fontelles asegura que pese a que le comunicó a la concejala que debía abandonar la conversación “por tratarse de un caso de vulneración de derechos constitucionales y civiles”, la edil en vez de colgar el teléfono “se enzarzó en una discusión con el vecino”.

Los socialistas explicaron que el nuevo sistema de llamadas telefónicas se gestiona con una centralita, que las distribuye de forma directa y automática. “No entendemos como una tercera persona puede entrar directamente en una conversación, pero tenemos argumentos y pruebas para asegurar que nuestro teléfono está pinchado”, apuntaron los ediles del PSPV, quienes aseguraron que han solicitado la convocatoria de un pleno extraordinario para aprobar una moción en la que piden la dimisión de Carmen Piquer.

Según el portavoz socialista, este hecho, “que demuestra que estamos siendo vigilados por el gobierno local”, no es aislado, ya que, tal y como destaca, el alcalde, Jaime García, “ha afirmado en numerosas sesiones plenarias que él tiene más información de la que nosotros creemos”.

Además, los socialistas denunciaron que hace tres años que el archivo de su despacho “había sido forzado y abierto”, caso “todavía sin resolver”, según explicó Fontelles que añadió que el alcalde también reconoció que “había grabado conversaciones mantenidas en su despacho con vecinos del municipio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here