El precio de la vivienda usada ha caído más de un 11 por ciento en Xirivella, Mislata, Catarroja y Puçol en 2010

0
70

A pesar de la leve recuperación del mercado inmobiliario pronosticada por los agentes sociales y económicos para el presente ejercicio, lo cierto es que los precios del metro cuadrado de vivienda de segunda mano en la comarca han caído en las grandes ciudades, un retroceso que supera el 11 por ciento interanual en Xirivella, Mislata, Catarroja y Puçol.
Ya sea por la inseguridad laboral y el aumento del desempleo, por la persistencia de las restricciones crediticias o por la conciencia colectiva de crisis, el mercado inmobiliario en la Comunitat Valenciana, en la provincia de Valencia y en la comarca de l’Horta continúa de capa caída, según demuestra el informe anual del portal Idealista.com.

Así, en el conjunto regional, el precio del metro cuadrado de vivienda usada ha caído un 7, 6 por ciento, un punto por encima del retroceso registrado en la provincia de Valencia, del 6, 6 por ciento respecto a los importes que se pagaban en diciembre de 2009.

Según el estudio, el metro cuadrado se paga en la provincia en diciembre de 2010 a 1.761 euros, lo que supone 120 euros menos por metro cuadrado que hace un año. Si se toma como referencia un piso medio
de 80 metros cuadrados, la caída de precio alcanza los 9.840 euros.

Alboraya, la más cara

En la comarca, la mayor caída de precios registrada a lo largo de 2010 se ha producido en Puçol, con un descenso del 12, 2 por ciento, por delante de municipios como Catarroja (-11, 3%), Mislata (-11, 1%) o Xirivella (-11%).

Asimismo, el precio de la vivienda usada también acumula un retroceso del 8 por ciento en Picassent, del 7, 9 por ciento en Aldaia, del 6, 9 en El Puig, del 5, 7 en Burjassot, del 5, 5 por ciento en Torrent, del 5, 1 por ciento en Manises, del 4, 1 en Silla, del 3, 4 por ciento en Alboraya y del 1, 8 por ciento en Paterna.

En términos absolutos, los precios más caros se registran actualmente en Alboraya, con 2.439 euros por metro cuadrado –muy por encima de la media provincial, de 1.761 euros-. Tras Alboraya se sitúan El Puig, donde el metro cuadrado se paga a 1.881 euros, y Paterna, con 1.653 euros.

Por el contrario, los municipios con la vivienda de segunda mano más barata son Picassent, con 1.380 euros por metro cuadrado, y Xirivella, con 1.382.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here