El PP defiende que la venta por subasta de los aparcamientos es “la mejor opción para los intereses del municipio”

0
61

Conseguir el mayor beneficio económico posible con la venta de las plazas de los aparcamientos construidos por Lubasa. Esa es la máxima del equipo de Gobierno de Mislata que, convencido de que, en estos momentos, el principal interés para el municipio y para sus vecinos es llenar las arcas públicas, ha decidido sacar a subasta las plazas de estacionamiento adjudicándolas a quien haga la mejor oferta económica.
En sesión extraordinaria, el Pleno municipal ha decidido, con los únicos votos a favor del PP y los votos en contra de PSPV y EU, aprobar el expediente de enajenación por subasta de las 1.064 plazas de estacionamiento de vehículos en los aparcamientos subterráneos de propiedad municipal ubicados en las plazas País Valencià, Príncipe de Asturias y calle Lepanto sin admitir, con el rechazo del PP, ninguna de las nueve enmiendas parciales presentadas por la oposición (siete de EU y dos del PSPV) ni la enmienda a la totalidad propuesta por EU.

El concejal de Urbanismo y portavoz del PP, Vicente García, ha defendido la opción de la subasta pública porque “es el sistema de venta que mejor defiende los intereses de la ciudad de Mislata, pues serán los licitadores quienes fijen cuál es el precio de mercado y, en cualquier caso, éste siempre será el más ventajoso para el Ayuntamiento”. Sin embargo, el propio García ha reconocido que sería un éxito si, en la primera subasta, se consiguen vender el 40% de las 1.064 plazas disponibles.

Según el documento aprobado esta mañana, las plazas salen a subasta por unos precios que oscilan entre los 15.275 euros y los 18.875 euros para automóviles, dependiendo de si están en el primero, segundo o tercer sótano. Además, también existen unas plazas de dimensiones especiales que rondan los veinte mil euros y plazas para motocicletas, cuyo precio de salida está entre 5.275 euros y 6.275 euros. A estos precios, habrá que añadir los impuestos y gastos de transmisión.

En opinión del alcalde, Manuel Corredera, la compra de una plaza de aparcamiento en Mislata “es una inversión muy rentable” y ha asegurado que, desde el Ayuntamiento, se ha realizado “una promoción con unas condiciones más que interesantes para que puedan participar el mayor número de vecinos posible”.

Campaña informativa

A partir de la semana que viene, el Ayuntamiento realizará una campaña de comunicación para informar a la ciudadanía de las condiciones de este proceso de venta, del que ya pueden conocer detalles en www.mislata.es. No obstante, el Consistorio enviará la semana que viene una carta a todos los vecinos, habilitará un teléfono de información gratuito.

Además, Corredera ha anunciado que se ha conveniado con todas las agencias inmobiliarias de Mislata un servicio de información y asesoramiento “totalmente gratuito, a donde podrán dirigirse todos los vecinos para conocer el procedimiento que han de seguir para adquirir una plaza”.

“Cúmulo de irregularidades”

Por su parte, el grupo municipal del PSPV ha criticado el “cúmulo de irregularidades” que se han dado en el proceso de construcción y venta de los aparcamientos. En concreto, y referente a la subasta pública, los socialistas han lamentado que el PP no haya querido hacer un régimen especial para las plazas de discapacitados que aseguren su uso para personas con movilidad reducida aunque cambien de propietarios. En ese sentido, también han lamentado que esas plazas sean, precisamente, las más caras.

“Tenemos que garantizar que las 24 plazas, de las 1.064 plazas de los tres aparcamientos, que se crearon para personas con movilidad reducida vayan dirigidas a ellos, porque en Mislata proporcionalmente les es mucho más difícil aparcar” (sólo hay 100 plazas reservadas en la vía pública para las 400 personas con movilidad reducida). Y han considerado que, “ya que Vicente García ha dejado caer que no se van a vender todas las plazas, con más motivo seguiremos exigiendo que esas plazas se reserven para las personas que tienen la desgracia de tener una discapacidad”.

Para el PSOE los motivos que han llevado al PP a realizar la venta por medio de subasta a cualquier ciudadano que presente oferta tiene una explicación clara: “Corredera y el PP no pueden con la enorme deuda que han generado por culpa de la fracasada política de aparcamientos y del socavón de Músico Ibars, y ahora pretenden ingresar dinero de forma rápida, y pasando por alto el interés de los vecinos de Mislata, que son quienes han sufrido de lleno todo este pelotazo, y quienes tienen la deuda más alta de su historia”.

Por su parte, el concejal de EU en el Ayuntamiento, Salvador García de la Mota, ha defendido la idea de su partido de que la subasta pública desvirtúa el objetivo de ofrecer a los vecinos de Mislata plazas de aparcamiento ya que estar empadronado en el municipio no va a ser un requisito indispensable para optar a una de las plazas.

Para García de la Mota, quien ha defendido la opción de la concesión administrativa o el alquiler de las plazas, el equipo de Gobierno ha tomado esta decisión condicionado por su “mala gestión económica, su alto endeudamiento y su necesidad de cuadrar unos presupuestos con excesivos compromisos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here