El PP critica la subida de tasas e impuestos que planea el equipo de Gobierno

0
33

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alaquàs, Pepe Pons, ha denunciado la “indiscriminada” subida de tasas e impuestos que planea aprobar la alcaldesa, Elvira García, en la Modificación de Ordenanzas Fiscales en el próximo pleno municipal.
Para Pons, la subida “trata de confundir a los ciudadanos, disfrazando de bajadas lo que son subidas y ocultando aumentos espectaculares en algunas materias. La alcaldesa pretende que los ciudadanos asuman los gastos de una pésima gestión, que paguen de su propio bolsillo el despilfarro municipal de tantos años de gobierno socialista”.

Dentro de las ordenanzas fiscales municipales, el Ayuntamiento planea rebajar del 0, 85 al 0, 785 el gravamen local que se aplica al valor catastral de las viviendas para calcular el IBI. “No obstante, como la revisión catastral se produce en tramos del 10%, una vez hechos los ajustes, la subida será del 3% real”, aseguran desde el PP que explica que, “una persona que hoy pague 350 euros por su piso, pagará más de 360 euros el año que viene”.

Paterna y Torrent han solicitado una revisión catastral para poder reducir la presión económica a sus vecinos. “Y eso que su gravamen es mucho menor que el de Alaquàs”, afirma el portavoz. “Por ejemplo, el de Torrent está en el 0, 59. Aquí en Alaquàs en el 0, 785. Un 0, 21 más, lo que supone más de 50 euros de diferencia en una casa de 80 metros cuadrados”, explica Pons.

Aumento de tasas

Pero esta no será la única subida que repercutirá en los bolsillos de los ciudadanos de Alaquàs ya que los costes del cementerio aumentan una media de un 5, 32%. Es decir, que un nicho que este año cuesta 830 euros, el año que viene costará 872 euros.

Las cuotas de agua por contador aumentan un 11, 38% y, en la misma línea, los vados de vehículos aumentan un 3, 2%, mientras que los de terrazas con mesas para bares y restaurantes, casi el 6 %. “Desde el Ayuntamiento en lugar de tratar de ayudar a los autónomos y pequeños empresarios a poder salir de la crisis, encarecen todavía más las terrazas. Si alguien pagaba 200 euros, ahora pagará casi 212 euros”, señalan.

Otro ejemplo de la “subida indiscriminada” de las tasas se encuentra en las de la piscina, con un aumento del 9, 84% y los abonos también aumentan, un 7, 3%. El gimnasio municipal también costará un 8% más.

“Uno de los aumentos más significativos es el del alquiler de los campos de fútbol, de un 47%. Este año alquilar un campo dos horas de día cuesta 46, 80 euros. Con la aprobación de las nuevas ordenanzas, 69 euros. Así no se incentiva la práctica del deporte, es más, se le dificulta el acceso a las personas con mayores dificultades económicas”, precisa Pons.

“El problema real es que el Ayuntamiento, como venimos advirtiendo desde hace tiempo, está en quiebra técnica. Y por su alarmante falta de ideas se limitan a exprimir las carteras de los ciudadanos. Pero mucha gente no puede más. Esas subidas pueden parecer pequeñas si se analizan por separado, pero al cabo del año puede suponer mucho dinero, sobre todo para muchas familias que pasan con poco más de 400 euros al mes”, argumenta el portavoz popular.

En el pleno del jueves, además, la corporación municipal pretende aprobar también el pago de una tasa por tenencia de mascotas de 30 euros (80 euros si es potencialmente peligrosa), “lo que supondrá una mayor presión económica para las personas más desfavorecidas”.

Pons concluye que los políticos “hemos de ponernos siempre en la piel de quienes necesitan más ayuda para protegerlos. Las leyes hay que hacerlas pensando en todos, no desde la comodidad de un despacho sin darse cuenta de que mucha gente subsiste como puede y que cualquier euro extra que tenga que gastar supone un sacrificio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here