El PP calla en el Pleno y sólo se defenderá de las acusaciones de escuchas en el juzgado

0
34

El grupo del PP en el Ayuntamiento de Rafelbunyol ha rehusado dar explicaciones sobre las supuestas escuchas ilegales de que le acusa el PSPV en el pleno extraordinario solicitado por la oposición para exigir la destitución de la edil de Servicios Sociales, Mª Carmen Piquer, quien, según la denuncia presentada por los socialistas, intervino en una conversación telefónica privada del portavoz del PSPV con un vecino.
El equipo de Gobierno en bloque ha defendido la “altura moral y ética” de la edil y ha asegurado que los argumentos contra esa acusación los dará en el juzgado donde se verán las caras dos veces: una por la demanda presentada por los socialistas por esas supuestas escuchas ilegales y, otra, por la presentada por el PP contra el grupo del PSPV por calumnias.

Los populares aseguran que tienen pruebas en su poder que eximen de cualquier responsabilidad a Piquer “porque a esa hora estaba en el médico” y que demuestran que es “imposible” que el sistema de comunicaciones telefónica del Consistorio pueda ser pinchado.

En ese sentido, esgrimen, en una hoja informativa que han repartido por el pueblo, un certificado de la empresa responsable (Ascom Enterprise Communications, SL) en el que se recoge literalmente que “es imposible pinchar un teléfono específico digitar de estas características […] Nunca puede ser pinchada una llamada en la misma centralita, ni escuchada por otra extensión de dicha máquina”.

Según ha podido saber Hortanoticias.com, la Guardia Civil ya ha realizado la comprobación de la ‘coartada’ de la concejal confirmando con la doctora y diversos testigos los pasos que Piquer dio durante la mañana y a la hora en la que se le acusa de interrumpir la conversación telefónica.

La moción que solicitaba la dimisión de la edil ha sido rechazada con los votos en contra del PP, a favor del PSPV y la abstención del Bloc.

“No estamos seguros”

Los ediles del PSPV se muestran, asimismo, convencidos de que sus acusaciones son ciertas y el portavoz, Francesc Fontelles, insiste en que la persona que interrumpió su conversación era la concejal de Servicios Sociales.

Pero, al parecer, este hecho es la gota que ha colmado el vaso ya que, aseguran, que tienen indicios de que han sido vigilados. Los tres concejales del grupo aseguran no sentirse seguros después de que el armario de su despacho fuera forzado tiempo atrás y aún no se haya arreglado y de que su ordenador funciones sin ningún tipo de contraseña.

Además, aseguran que el alcalde, Jaime García, reconoció que grababa conversaciones que mantenía en su despacho con algunos vecinos y añaden que dispone de un circuito cerrado de televisión donde controla las imágenes que graban las cámaras de seguridad del Consistorio.

El Bloc, expectante

Por su parte, el grupo municipal del Bloc asiste como mero espectador a unas acusaciones que, aseguran, les han sorprendido enormemente. Aunque dieron sus firmas para que el PSPV pudiera solicitar el pleno extraordinario, el Bloc se ha abstenido en la votación de la moción ya que, señalan, no tienen forma de saber si la persona que interrumpió la conversación telefónica era o no la concejal de Servicios Sociales.

Sin embargo, el portavoz del Bloc, Enric Carbonell, sí se ha mostrado convencido de que la denuncia del PSPV “no es un montaje, como ha declarado el PP” y han lamentado “profundamente” que el equipo de Gobierno no haya querido dar explicaciones en el Pleno.

De momento, y aunque no consideran al PP capaz de los hechos de los que le acusa el PSPV, se mantendrán a la espera de lo que dicten los juzgados para tomar una posición en la polémica. ©Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here