El PP advierte de que el beneficio económico por la concesión de agua durante 25 años se gastará en 2010

0
59

El jueves 6 de mayo, la alcaldesa de Alaquàs, Elvira García, convocó un Pleno Extraordinario con un punto único, la aprobación de la modificación del contrato de Concesión de la Gestión y Explotación del Servicio Municipal de Abastecimiento de Agua Potable y Alcantarillado con la empresa Aguas de Valencia SA. La concesión se ha decido para los próximos 25 años lo que revertirá 6 millones de euros al Consistorio, un importe que, según el PP, se gastará íntegro en el 2010.
En el Pleno, el portavoz del grupo municipal popular, Antonio Monzó, argumentó que “con esta modificación, los ciudadanos de Alaquàs tendremos el servicio de agua privatizado hasta el año 2035 a cambio de 6 millones de euros, una prueba más de la nefasta gestión económica que los socialistas están llevando a cabo al frente del consistorio municipal, ya que si no fuera por este ingreso extraordinario, el Presupuesto Municipal de 2010 no hubiera cuadrado”.

El contrato de concesión con la empresa Aguas de Valencia SA, se realizó en el año 1995, desde entonces se han llevado a cabo una prórroga en el año 2004 y una ampliación del canon concesional en el 2006. Ahora, en 2010, lo que se ha llevado a cabo es una modificación del contrato inicial del año 1995, procediendo a la ampliación del plazo de duración por 25 años, que finalizará el 24 de julio de 2035.

Monzó destacó en su intervención plenaria que “no es de recibo que hace menos de dos meses aprobaran un presupuesto municipal de 26.800.000 de euros, cuando 6.000.000 estaban supeditados a esta nueva privatización”, y añadió que “la concejala de Hacienda en su informe presupuestario en su Capitulo V dice expresamente que, la parte fundamental corresponde al ingreso de la concesionaria de aguas, al incluir parte de las obras ejecutadas en el Plan Director, y el resto corresponde al canon previsto por la ampliación del servicio, por los derechos de uso de las instalaciones fijas municipales”.

El portavoz del PP demostró así que seis millones de euros del capítulo de Ingresos del Presupuesto estaban supeditados al canon de la privatización con Aguas de Valencia para que se equipararan a los 26, 5 millones de euros de gastos previstos para 2010. Según Monzó, “si no se hubiera podido realizar esta nueva privatización, los ingresos no cubrirían los gastos del Ayuntamiento, ya que tendríamos unos ingresos de algo más de 20.000.000 de euros y tendríamos un déficit de más de 6 millones de euros, algo intolerable en un gobierno que debería de ajustar su presupuesto arreglo a los tiempos de crisis que estamos viviendo y reducir sus gastos”.

Otros de los puntos de discordia en el debate plenario fueron por un lado el estudio económico financiero que aportó la empresa Aguas de Valencia y el informe técnico del estado de las instalaciones al igual que el inventario a la finalización de cada periodo.

Respecto al primer asunto, el estudio económico financiero que aportó la empresa refleja unas subidas anuales del precio del agua de un 2%, además de otra subida anual de 4% en alcantarillado. Sobre el Informe Técnico y el Inventario que se deberá realizar cada cinco años según lo previsto en el contrato inicial, Monzó replicó a los socialistas que “desde el 27 de abril de 2009, el grupo del PP solicitó por escrito copia de estos documentos”.

La respuesta fue que se podían consultar en Secretaría pero, a día de hoy, aún no se han puesto a su disposición, “lo que supone que no podemos constatar que estos informes preceptivos de control de la concesión se hayan efectuado. Exigimos que esta documentación se nos entregue y que de ahora en adelante cumplan con sus obligación como responsables del servicio concesionado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here