Quantcast

El Oceanogràfic estrena un nuevo acuario cilíndrico dedicado a los peces payaso

El Oceanogràfic de Valencia ha instalado un nuevo acuario dedicado exclusivamente a una de las especies más queridas por los más pequeños: el pez payaso, muy conocido por ser el protagonista de la película Buscando a Nemo. Ya se puede visitar el nuevo acuario que tiene forma cilíndrica lo que permite una mejor visibilidad para poder observar cómo se mueven y relacionan entre ellos estos curiosos peces. Se ha ubicado en la Zona de Mares Tropicales, en concreto, junto a la Sala Oval.

vision_genera_optilExisten varias especies diferentes de peces payaso con múltiples variedades de diferente coloración. Desde ahora en Valencia se podrán ver 30 nuevos ejemplares de dos de estas variedades.

Sobre el pez payaso

Por todos es conocida la relación que establecen estos animales con la “anémona”, un invertebrado marino que secreta sustancias tóxicas para defenderse de otros animales, pero que no afecta a los peces payaso con los que vive en simbiosis.

nemo_2_optiEsto es debido a que los peces payasos recubren su cuerpo con la sustancia mucosa que encuentran en la base de la anémona y así la sustancia urticante no les causa lesión a ellos. Una interesante estrategia natural.

Los peces payaso viven siempre en parejas. La hembra es la más grande y el macho el más pequeño. Lo más curioso es que son capaces de cambiar su sexo para que siempre exista uno de cada género. Es decir, si juntamos a dos machos con su correspondiente anémona, rápidamente uno de ellos se tornará hembra para poder reproducirse.

Con los 30 ejemplares recién introducidos, se espera por tanto que en breve se formen 15 parejas con su correspondiente anémona. Durante la época del desove la hembra deposita de 500 a 1500 huevos que son fertilizados y custodiados por el macho. Estos son depositados en un sustrato duro, junto a la anémona, dentro del alcance de sus tentáculos.

Con el continuo movimiento de sus aletas, el macho moverá el agua que rodea los huevos para mantener oxigenados los embriones en desarrollo y evitar la formación de hongos. Para proteger los huevos de los tentáculos de la anémona, el pez payaso toma los huevos uno a uno sobre su boca y los fricciona sobre la base de la anémona para que el mucus cubra los huevos e inmunice también a los embriones de la sustancia urticante producida por la anémona.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *