El juez llamará a declarar antes de decretar la apertura de juicio a más funcionarios tras escuchar durante 4 horas las versiones de Sanchis y Ripoll

0
78

El ex alcalde y ahora concejal en La Pobla de Farnals, José Vicente Sanchís, y José Rajadell Ripoll, exfuncionario municipal encargado de tramitar licencias de actividad, han acudido esta mañana a los juzgados de Massamagrell para prestar declaración por un supuesto delito de prevaricación en la época en la que gobernó el municipio al permitir la apertura de negocios sin licencias de actividad.
La declaración que ha durado 4 horas, ya que Sanchis y Ripoll fueron citados a las 9:30 de la mañana, tenía como fin iniciar las diligencias previas para que el juzgado determine si procede o no hay causa suficiente para la posterior apertura de un juicio.

Tras esta diligencia previa, según ha podido saber Hortanoticias, y a tenor de las diferentes versiones ofrecidas por Sanchis y Ripoll el juzgado estudia tomar declaración a más funcionarios del Ayuntamiento de La Pobla de Farnals. Entre ellos el juzgado estudia llamar a declarar al exjefe de la Policía Local recientemente cesado en su cargo.

Según fuentes consultadas, de las declaraciones de los dos primeros citados podría deducirse que el juzgado de Massamagrell, tras las diligencias previas, abrirá finalmente juicio por un un supuesto delito de prevaricación en la época en la que gobernó el municipio al permitir la apertura de negocios sin licencias de actividad.

Sanchis ya ha declaró en su momento a Hortanoticias estar “muy tranquilo” ante la investigación abierta por la Fiscalía. El exalcalde explicó que “no tengo nada que ocultar”, al considerar que su comparecencia se debe únicamente “por ser el alcalde en el momento que ocurrieron los hechos” ya que, según ha explicado en reiteradas ocasiones, las competencias en este aspecto las tenía delegadas en uno de sus concejales.

El primer edil de La Pobla de Farnals aseguró que los establecimientos abrieron sus puertas mientras se tramitaban las licencias “que suelen tardar un año al tener que remitirlas a la Conselleria para que las autorice”. Durante ese tiempo, según el ex alcalde, se permite a los negocios funcionar mientras esperan que se apruebe, definitivamente, la licencia de obras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here