El judoca Rover Portella sigue ganando torneos en busca de ser seleccionado para competir en los JJOO de Londres

0
54

En su segundo año como sénior, Rover Portella, el judoca más importante de la historia en Puçol continúa con la mente puesta en su gran objetivo: alcanzar la selección española de judo y competir en un mundial y unas olimpiadas. Mientras llega ese momento, Rover continúa acumulando victorias en todas las categorías y en todos los escenarios en los que ha competido.


Dos torneos de judo se celebraron consecutivamente el 11 y 12 de febrero. El primero, el sábado en Picassent, en la categoría cadete. El segundo, el domingo en Zaragoza. Tres judocas de Puçol participaron entre ambos trofeos, de ellos, Rover Portella vuelve por sus fueros: se proclamó campeón sénior de la Copa Aragón, un trofeo más en su largo historial.

El sábado 11 de febrero se celebraba el campeonato provincial de judo en la categoría cadete. Como muchas otras pruebas provinciales, se celebró en el polideportivo de Picassent, a donde se desplazaron dos jóvenes judocas cadetes de Puçol: Belén Morales y Lidia Sirvent. Ambas compitieron en la misma categoría, la de menos de 63 kilos de peso, en un torneo que se dirimió por el sistema de liga.

Tras una competición muy reñida e igualada, finalmente Lidia Sirvent logró la medalla de bronce, mientras que Belén Morales se clasificó en segunda posición y consiguió la medalla de plata provincial. Dos nuevas figuras del judo a añadir a la larga lista de deportistas entrenados por Roverlein Portella.

Aunque la lista sigue creciendo año tras año, el número uno sigue siendo el mismo de siempre: Rover Portella, su propio hijo, que tras haber triunfado en todas las categorías inferiores, desde infantiles a juveniles, ahora compite al máximo nivel, en la categoría sénior… y los resultados siguen siendo igualmente espectaculares.

El domingo 12 de febrero, Rover Portella se presentaba por primera vez en Monzalbarba, un barrio de Zaragoza, para competir por la Copa Aragón de judo. No iba a ser más fácil en la final, ya que le tocó enfrentarse al campeón sénior de Aragón que, lógicamente, jugaba en casa. Otra vez un combate igualado, pero con una diferencia: Rover consiguió marcar a su oponente en dos técnicas, logrando nuevamente la máxima puntuación y proclamándose campeón de la Copa Aragón en la categoría de menos de 81 kilos de peso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here