El jazz inunda Godella un año más

0
146

Gothejazz 2015 (3) Entonando el Quizas, quizás, quizás de Osvaldo Farrés, el público de Godella se despidió de la tercera edición del Festival Internacional de Jazz con el prodigioso pianista Pepe Rivero en el escenario. El músico cubano, acompañado por el contrabajista de Santa Clara, Reinier Elizalde y por Georvis Pico a la batería, cerró los cuatro días en que la música en directo había invadido el jardín de Villa Eugenia con un concierto antológico en el que también participó, con un apoteósico solo, el trombonista Julio Montalbo.

Se cerraba así un día en el que la Big Band del Casino Musical de Godella había llenado por cuarta vez consecutiva el aforo del Festival. La formación dirigida por Manolo Valls volvió a demostrar por qué, a pesar de su juventud, es considerada una de las mejores big bands de toda la Comunidad Valenciana.

Con ese sabor genuino de jazz americano y latin jazz se clausuró la edición de 2015 de Gothejazz que el jueves había inaugurado la sutil y melódica voz de Mateo Rived y la sugerente trompeta de Voro García con el homenaje a Chet Baker. Bertrand Kientz (Guitarra), Mariano Steinberg (Bateria) y Ales Cesarini (Contrabajo) les acompañaron en este viaje a los años años 50 y 60 en su concepción musical del movimiento cool. Gothejazz 2015 (2)

El cambio fue radical el viernes. Más próximo a la salsa realmente que al jazz, la Sonora Latina, trasladó su pasión por la música afrocaribeña a un nutrido público que no necesitó mucha insistencia para levantarse de sus localidades y bailar al ritmo que marcaron Juanjo Serna, Rafael Martínez, Miguel Ángel Bosch, … y el resto de imponentes músicos (hasta 16) que se agolparon en el escenario.

Christian Escoudé Quartet volvió a cambiar el registro en el penúltimo día de festival. Su líder, el guitarrista francés, conjugó la gran tradición de la guitarra manocuche y gypsy con las nuevas corrientes del jazz contemporáneo. Escudado por el trío de Biel Ballester (guitarra), Dave Mitchell (guitarra) y Leo Hipaucha (contrabajo), el jardín de Villa Eugenia vibró con los solos y duelos de tres estilos de guitarra –diferentes pero mágicamente compatibles–. Una alfombra roja para que el domingo coronaran el Festival la Big Band del Casino Musical y Pepe Rivero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here