El Gobierno de Puçol acusa a varios agentes de la Policía Local de realizar una huelga a la japonesa para forzar un cambio de horario

311-enric-prefectura-2El alcalde de Puçol, Enric Esteve, la concejal de Personal, Lola Sánchez, y el portavoz de EU, Juanjo Manzaneque, han emitido un comunicado, tras reunirse con agentes y sindicatos de la Policía Local, en el que acusan a varios agentes de multiplicar las denuncias puestas respondiendo a una “huelga a la japonesa” por estar en desacuerdo, según el Gobierno municipal, con el horario denominado 8×6: trabajar ocho días y descansar seis.

Los tres representantes municipales se han reunido con los tres sindicatos de la Policía Local (UGT, CCOO y SPPLB) a raíz de las quejas de los vecinos por “el aumento significativo de multas y, sobre todo, por el trato recibido por parte de algunos agentes”.

En el comunicado oficial, el Gobierno municipal explica que, a lo largo del año 2014, la Policía Local realizaba un horario de trabajo denominado 8×6: trabajaban 8 días y descansaban 6. Para el año 2015, el anterior Gobierno del PP pactó realizar un horario de 7×7: trabajar 7 días y descansar otros 7.

Con ese horario, descontadas las jornadas y horas por asuntos propios, formación, tiro y demás del total que tenían que realizar al final del año por ley, daba una diferencia a favor del ayuntamiento de más de cien horas que cada policía tenía que devolver al Ayuntamiento. “El anterior Gobierno, para conseguir la paz social dado que venían elecciones, decidió cancelar esta deuda con la realización de un tercio de las horas pendientes, advirtiéndoles que no volverían a pactar de esta forma”, señala el Gobierno municipal en el comunicado.

Para este año, según explica el equipo de Gobierno, formado por el PSOE, Compromís y EU, después de estudiar tres propuestas posibles y otras tantas de los sindicatos policiales, se aprobó por unanimidad realizar un horario de 8×6 “dado que cada año contamos con menos agentes para patrullar, porque cada año algunos van pasando a segunda actividad, donde sólo realizan tareas administrativas”. Con este horario trabajan menos horas al día pero realizan de diez a quince jornadas más al año lo que, para el equipo de Gobierno, supone un calendario “mucho más equilibrado”.

Sin embargo, dos de los tres sindicatos se negaron a aprobar el acta de esa reunión, alegando que ellos no habían aprobado ningún calendario. Ante esa situación, el equipo de Gobierno considera que, como medida de estos sindicatos para volver a retomar las negociaciones, algunos agentes han realizado una huelga a la japonesa “con un incremento desmesurado de denuncias con la intención de echarnos encima a la ciudadanía”.

Una vez revisadas las denuncias de cada agente en el último año (de marzo de 2015 a febrero de 2016), se observó que 10 agentes de la Policía Local habían puesto tantas denuncias que algunos triplicaban la media, otros la habían cuadriplicado o multiplicado por seis, y uno de los agentes la había multiplicado por diez.

“Realizado el correspondiente estudio, llamamos uno por uno a estos diez agentes para conocer de primera mano sus razones y hemos de decir que ninguno de ellos nos hizo cambiar nuestra opinión. Les hemos recordado el tipo de policía que queremos en nuestro pueblo y que si no son capaces de desarrollar su trabajo con profesionalidad, que no se lo piensen y que pidan, por comisión de servicio, otro pueblo”, explican los representantes municipales quienes añaden: “los ciudadanos tenemos la obligación de cumplir las leyes y las normas, pero los agentes de la Policía Local también tienen la obligación de administrar la flexibilidad de la ley. Son policías locales. Ni son policías nacionales ni agentes de la guardia civil, y no vamos a permitir que utilicen las denuncias para presionarnos y conseguir todo lo que piden. Eso sólo tiene un nombre, chantaje”.

Así, aseguran que encuentran a faltar, sobretodo, en esta clase de agentes, el “plus de servicio y de vocación” que, en su opinión, debe llevar aparejada la profesión de policía. Por ello desde el Gobierno municipal han querido emitir este comunicado con el que informar a los vecinos, dicen, de “lo que está pasando en nuestro pueblo” al tiempo que han invitado a los vecinos a denunciar por escrito cualquier actitud que no consideren razonable por parte de cualquier trabajador municipal.

Con vuestra ayuda conseguiremos una Policía Local de proximidad y que esté al servicio de la ciudadanía”, concluyen.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *