El futuro equipo de gobierno tendrá como primera labor buscar 1’4 millones y aprobar un nuevo presupuesto tras la retirada del ERE

0
83

El futuro equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alboraya, que gobernará a partir del próximo pleno del 11 de junio, tendrá que ponerse rápidamente manos a la obra ya que la retirada del ERE le obligará a buscar 1’4 millones y aprobar un nuevo presupuesto para 2011.
La retirada del Expediente de Regulación de Empleo por parte del Pleno del Ayuntamiento de Alboraya va a suponer al futuro equipo de gobierno un importante lastre económico ya que deberá encontrar 1’4 millones de euros para cuadrar el presupuesto municipal de 2011.

Esa cifra, que fue dada a conocer por el alcalde Manuel Álvaro en el transcurso del Pleno municipal que aprobó por unanimidad la retirada del Expediente de Regulación de Empleo, supone un 10% del último presupuesto municipal aprobado que se situó en 14 millones de euros.

Por la magnitud de la cantidad, Álvaro advirtió en el Pleno que esa cifra pondrá “en grave riesgo el equilibrio presupuestario de la futura corporación municipal” por lo que el futuro equipo de gobierno deberá “reducir gastos” casi obligatoriamente como primera medida de gobierno.

Pero además de la búsqueda de esos 1’4 millones de euros, el nuevo equipo de Gobierno tendrá otra misión: presentar un nuevo presupuesto. Tal y como explicaron en el Pleno el portavoz de Cialbo, Francisco Javier Balaguer, y el portavoz del PSPV, Miguel Chavarría, el plan económico del ERE y la relación de los puestos de trabajos y la lista de los trabajadores estaban incluidos en los presupuestos de 2011 por lo que las cuentas municipales deberán ser presentadas y aprobadas de nuevo como consecuencia de la retirada del ERE.

El alcalde contestó que “esa labor también deberá ser acometida por el nuevo equipo de gobierno” que deberá preparar un presupuesto o prorrogar el actual y buscar una fórmula para encontrar 1’4 millones de euros.

Álvaro afirmó que la única opción para conseguir esa cantidad de dinero pasa por reducir gastos, reducir personal de confianza “que ya hemos reducido de 10 a 4 personas”, o por reducir servicios -puso como ejemplo el sistema de proximidad-aunque calificó la situación de “súper complicada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here