El efecto Pizzi se diluye en la primera salida lejos de Mestalla

0
52

Valencia CF. RC Celta de Vigo

Poco dura la alegría en la casa del pobre. Con Pizzi a la cabeza y con la revolución en el juego y estado anímico del conjunto de Mestalla, Vigo era el escenario propicio para dar un pasito más y sumar tres puntos fuera de casa. Pero ha sido salir de la protección de Mestalla para volver al pasado. Esta vez Charles,  el ariete celtiña,  se convirtió en el protagonista del partido, y con sus dos goles le dio la vuelta a un partido que había empezado ganando el Valencia.

Y eso que la primera parte fue de dominio blanquinegre. Las primeras ocasiones del encuentro fueron para el Valencia. El juego y el peso del partido pasaban por las botas de Parejo, -que fue de más a menos-, Oriol Romeu, y un renacido Feghouli.

En el minuto seis el argelino se internó por la banda y con un pase atrás habilitó a Piatti para que el argentino disparar fuera por poco. En el área valencianista respondía Augusto con un disparo desde la frontal del área que no tuvo consecuencias. Más tarde, en una contra iniciada por Orellana, la culminó Charles con un disparo duro y seco que Alves desvió.

Pero el Valencia seguía mandando. Fruto del dominio visitante el Valencia trenzo una gran jugada que empezó Jonas, habilitó a Feghouli. El argelino centró al área para que Parejo, viniendo desde atrás, rematara de cabeza e hiciera el gol valencianista. Minuto 23 y alegría en el banquillo valencianista. Había que matar el partido.

Tres minutos después lo pudo hacer el Valencia por mediación de Jonas que perdonó tras una rápida contra de Guardado que habilitó a Feghouli, pero que el ariete brasilero no supo concretar. El final del primer tiempo se enmarañó para los hombres de Pizzi. Primero con la lesión de Mathieu que le obligó a abandonar el campo, y después por un despiste en defensa que casi supuso el gol del empate del Celta por mediación de Rafinha.

El Valencia desaparece

El segundo tiempo fue otro cantar. El Celta salió por el partido desde el principio y el Valencia, antes dominador, cedió el balón y la iniciativa al equipo de Vigo. Así, en un fallo clamoroso de la defensa blanquinegra Rafinha le puso un centro a Charles en el corazón del área para que este empatara la contienda en el minuto cincuenta. El delantero brasileño le cogió la espalda a Ricardo Costa,  y libre de oposición remató a gol.

En ese momento el equipo de Pizzi desapareció. Los celtiñas llegaban por oleadas. Tocaban e insistían sobre el marco de Alves una y otra vez. Destacó la Nolito, que entró mediado el segundo tiempo y desequilibró en varias ocasiones a la zaga valencianista. Al Valencia el balón no le duraba dos pases. Nada del efecto Pizzi. Ni un ápice de la intensidad demostrada contra el Levante o el Atlético. Por momentos recordó al equipo vulgar y sin ideas dirigido por Djukic.

Y así, en una pérdida absurda a la salida del balón del Valencia  propició que Charles recogiera el regalo visitante y sin pensarlo armara su pierna derecha para disparar desde la frontal del área y batir por segunda vez a Alves. 2-1. Charles había consumado, con todo merecimiento, la remontada.

Los últimos 12 minutos del encuentro el Valencia fue un quiero y no puedo. Feghouli se estrellaba contra los centrales del Celta, y ya sin Parejo en el campo, al Valencia le faltaban ideas y fútbol.

En el 88 Nolito pudo ampliar la diferencia tras dos recortes dentro del área valencianista y un derechazo que acabó estrellándose en la cruceta de la escuadra de Diego Alves. La respuesta, casi inmediata, fue del Valencia que montó una contra rapidísima conducida por Bernat –hacía pocos minutos que había entrado por Costa- que centró para que Feghoulí rematara de cabeza al palo. El rechace le cayó a Canales a su pierna mala, la derecha, para que con todo a favor la mandara al segundo anfiteatro vigués. No hubo tiempo para más y el Valencia cayó, justamente, en Vigo.

Hortanoticias | Francisco Estellés |  @siskoestelles www.semprevalencia.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here