El concejal de Hacienda propone subir todas las tasas e impuestos y reducir al mínimo las subvenciones a asociaciones

0
51

Los dos concejales del grupo del Bloc en el Ayuntamiento de Burjassot, que ostentan la Alcaldía y la Concejalía de Hacienda, han anunciado las propuestas que trasladarán al resto del equipo de Gobierno (PSOE y EU) para recortar 6, 5 millones de euros de gasto del presupuesto y equilibrar las cuentas municipales. Entre otras medidas, abogan por actualizar todas las tasas e impuestos municipales y reducir al mínimo las subvenciones a las asociaciones.
Con el objetivo de cumplir su “compromiso” de transparencia con los vecinos del municipio, los dos concejales del Bloc, Jordi Sebastià (alcalde) y Emili Altur (regidor de Hacienda) han celebrado un acto público de su partido donde han mostrado las cuentas del Ayuntamiento que han podido recabar desde que accedieron al Gobierno gracias al apoyo de PSPV y EU.

Altur, responsable del área económica del Consistorio, anunció las propuestas de su grupo para conseguir reducir 6, 5 millones de euros de gasto en el 2012 y compensar un déficit que se arrastra desde 2009 debido, en su opinión, a la “mala previsión” del Gobierno anterior y por el cálculo de los ingresos de manera “excesivamente optimista”.

Algunas de las medidas que el Bloc propondrá a sus socios de Gobierno son la actualización del IPC de todas las tasas e impuestos, una medida que ya se ha tomado en algunos tributos y que se pretende seguir aplicando al resto. Según Altur, no se habían actualizado desde el 2006. Pero, además del IPC, se propondrá también la revisión de muchas tasas ya que están desfasadas en su estudio económico y, por lo tanto, no se corresponden con la realidad económica que pretenden cubrir. El concejal de Economía ha advertido de que las tasas tienen que cubrir el coste del servicio que se presta.

Además, se planteará cobrar por algunos servicios que prestaba el Ayuntamiento de manera gratuita a colectivos y asociaciones como la Brigada de Obras o Protección Civil.

Por otra parte, también propondrán la reducción sustancial de las subvenciones que se pagan a asociaciones del municipio. Existen más de 120 asociaciones de todo tipo y la intención del Bloc es minimizar las ayudas municipales que reciben, eliminándolas en algunos casos para priorizar la ayuda dependiendo del objeto social de la asociación. Así, Altur explicó que tendrán prioridad para el Ayuntamiento los colectivos que realicen una función social antes que las asociaciones lúdico-festivas.

Aunque su intención es no tocar los servicios sociales, de Educación o el capítulo de Personal, el concejal de Hacienda ha advertido de que se deben reducir 6, 5 millones de euros de gasto dejando una puerta abierta a todo tipo de recortes aunque ha asegurado que las medidas de índole social serán las últimas en ser minoradas “si procede”.

Progreso financiado

Altur ha justificado las drásticas medidas que plantean en una situación económica “muy mala” caracterizada por el “excesivo endeudamiento” del Consistorio pues, según el concejal, “se ha vivido un progreso financiado”. Así, la deuda con los bancos asciende a más de 23, 9 millones de euros pero, “el verdadero problema, es que hasta ahora sólo se han pagado intereses y nada de la parte principal del préstamo”, créditos cuyo aplazamiento vence, precisamente, en 2012.

Según el responsable del área económica, parte de la deuda proviene de 1998 por lo que Burjassot, “desde 1998 hasta 2024 tendrá que estar pagando el principal y los intereses de los mismos préstamos”.

Situación de la que ha culpado a la “mala previsión” económica en ejercicios anteriores pues, ha explicado, el déficit de tesorería con el cierre del ejercicio 2009 obligaba a la redacción de un Plan Económico Financiero y otro de Saneamiento que no se han realizado. Ambos planes han comenzado a redactarse ahora y Altur prevé que se puedan aprobar en el pleno del 31 de enero para poder celebrar una sesión extraordinaria el 14 de febrero donde aprobar los presupuestos de 2012.

Supresión de dietas

Ante esta situación, y además de las propuestas de reducir subvenciones y actualizar las tasas, el Bloc ha anunciado que propondrá la supresión de las dietas por asistencia a órganos municipales (de hecho, todos los concejales del equipo de Gobierno ya han renunciado a ellas) y el ahorro en gasto corriente a través de la reducción o suspensión de partidas.

Asimismo, se elaborarán medidas integrales de ahorro energético y de combustibles y se reducirán los gastos en publicidad y protocolo. También se intentará mejorar los procesos de gestión recaudatoria y generar más recursos así como potenciar acuerdos y convenios con entidades que permitan reducir los gastos del Ayuntamiento como, por ejemplo, las sesiones de cine en valenciano que ha aportado la Universitat de València o conseguir la organización de actividades deportivas a través de patrocinadores.

El objetivo es disminuir el gasto corriente del Ayuntamiento en 6, 5 millones de euros para equilibrar las cuentas y aumentar la solvencia financiera del Ayuntamiento al finalizar la legislatura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here