El centro de salud Rubert i Villó abre sus puertas tras 10 años de espera sin la necesaria licencia municipal de funcionamiento

0
104

Burjassot reclama a la conselleria de Sanidad que tramite la licencia de funcionamiento del Centro de Salud Rubert i Villó tras tener conocimiento “no por parte de la conselleria” que las instalaciones de la ampliación “están en uso sin que conste en los departamentos técnicos del ayuntamiento la concesión de la licencia de funcionamiento de la actividad”.
El actual equipo de Gobierno ha denunciado que “la conselleria de Sanidad está poniendo en riesgo a los vecinos y vecinas de Burjassot al poner en servicio la ampliación del nuevo ambulatorio sin tener licencia de funcionamiento”.

“Tras diez años de reivindicaciones de la ampliación del Centro de Salud de Rubert i Villó, tras tener que perseguir a la conselleria para que abonara la licencia de obras, ahora la conselleria ha puesto a funcionar la zona nueva sin que conste en el ayuntamiento la petición de la licencia de funcionamiento”, según fuentes del equipo de gobierno.

El actual equipo de gobierno municipal lamentó “la falta de lealtad institucional de la Generalitat y de la Conselleria de Sanidad” y mostró su “absoluta predisposición para conceder con la máxima celeridad esta licencia necesaria para que, en cumplimiento de la normativa municipal, pueda entrar en funcionamiento esta instalación sanitaria tan necesaria para la ciudad”.

En este sentido, el alcalde, Jordi Sebastiá, ha reclamado al nuevo Conseller de Sanidad, Luis Rosado, que “cuanto antes proceda a aclarar la situación de la ampliación del centro de salud para que los vecinos y vecinas puedan disfrutar de las nuevas instalaciones con todas las garantías. La conselleria de Sanidad y todas las administraciones deben dar ejemplo de buena conducta y respeto escrupuloso a todos los trámites administrativos por lo que esperamos que el actual error se subsane con celeridad”.

El portavoz socialista y primer teniente de alcalde, Rafa García, lamentó la situación y censuró la actitud de la Generalitat de “dejar en un estado de indefensión a nuestros vecinos y vecinas y ponerles en situación de riesgo” ya que “¿Si ocurriera algún accidente quién sería responsable?”.

García ha resaltado que “la manera de actuar de la conselleria ha sido desde un principio de falta de respeto hacia los ciudadanos y ciudadanas de Burjassot que han tenido que esperar una década para lograr la ampliación del centro de salud” pero también de “falta de respeto hacia la administración local porque no sólo hemos tenido que luchar por mejorar las instalaciones sanitarias de la ciudad sino porque la conselleria cumpliera los trámites establecidos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here