El base de Silla, José Simeón, logra su primer título al proclamarse el Power Electronics Valencia brillante campeón de la Eurocup

0
65

El base de Silla, José Simeón, consiguió su primer título al proclamarse el Power Electronics Valencia campeón de la Eurocup 2010 y jugará Euroliga la próxima temporada, al vencer con superioridad al Alba de Berlín por 44-67 en un partido que dominó de principio a fin. El base de Silla consigue así su primer título en la primera temporada en la élite del baloncesto y se suma a los históricos Rodilla y Luengo y a su compañero Claver como únicos valencianos con un título europeo en sus vitrinas.
El conjunto ”taronja” se adjudicó así su tercer título en la historia del club -el primero fuie la Copa del Rey de 1998- y se convirtió en el segundo equipo que gana dos veces esta competición, tras adjudicarse en 2003 la denominada Copa ULEB, igualando así al Lietuvos Rytas.

El Valencia jugó a la perfección frente al juego pausado y de bajo porcentaje de anotación que caracteriza al conjunto alemán, con una defensa seria que ahogó al rival, una gran solidez en el juego interior en bloque, y con Kelati (13 puntos), Nielsen -”MVP” de esta ”Final Four”- y Perovic (máximo anotador con 17 puntos) como timones del equipo.

En el Alba, por contra, no hicieron su aparición hombres que destacaron en la semifinal ante el Bilbao Basket, como Adam Chubb, que tanto daño hizo a los de Katsikaris y que esta noche estuvo prácticamente desaparecido (anotó sólo 4 puntos). Sólo Byars, Hamann (ambos con 9 puntos ) y, por momentos Jenkins (6).

El Power Electronics Valencia manejó cómodas ventajas que fueron aumentado cuarto a cuarto. De un punto de diferencia al finalizar el primer periodo (10-11), pasó a los 14 del segundo periodo, a los 17 del tercero y a los 25 que alcanzó al inicio del último cuarto.

Un mate de Claver abrió la lata que guardaba en ansiado trofeo y, a partir de este momento, sólo hubo un color sobre la cancha, el naranja de los de Spahija. El Alba sólo estuvo unos pocos segundos por delante (5-4), y eso que el conjunto español falló lo indecible desde la línea de 6, 25 en el primer periodo (uno de siete intentos). Aún así el marcador se decantó hacia el lado valenciano al final del primer periodo (10-11).

Un triple de Marinovic abrió el segundo cuarto y dió inicio a un parcial de 0-8. El conjunto alemán llevaba seis minutos en anotar cuando Sekulic puso el 12-19 en el marcador, una distancia aún salvable para los germanos, pero que Kelati, Lishchuk y De Colo se encargaron de aumentar hasta los 14 puntos cuando el partido llegaba al descanso (22-36).

A los 17 puntos se fue el conjunto de Spahija en el tercer cuarto (29-46), pese a la dificultad de anotar en un partido de ritmo tan lento como el que planteaba el Alba, que sólo sustentaba el marcador gracias al rebote ofensivo. Al final del tercer periodo el luminoso marcaba un 33-48 que permitía al PEV acariciar con los dedos el título de Eurocup.

Los 25 puntos de ventaja que conseguían los valencianos mediado el último y definitivo cuarto (35-60) ya no dejaban lugar a dudas. El título se iba para Valencia. El Power Electronics ganaba (44-67) con todo merecimiento una ”Final Four” en la que partía como favorito y en la que no defraudó en ningún momento a su numerosas afición que tiñó de ”naranja” el Buesa Arena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here