El Ayuntamiento reclama pantallas acústicas en el by pass que pasa por el Vedat

0
60

El Ayuntamiento de Torrent asegura que lleva “cerca de un año sin recibir ninguna respuesta” del Ministerio de Fomento al que pidió que colocara pantallas para controlar el ruido que provocan los vehículos en el by pass de la A-7 a su paso por el Vedat. Según aseguran fuentes del Consistorio, los vecinos están recogiendo firmas para instar al Gobierno a realizar esta inversión.
El consistorio torrentí recuerda esta antigua petición justo el día después de que el delegado del Gobierno en la Comunitat, Ricardo Peralta, asistiera a la puesta en servicio de las pantallas ubicadas en los tramos de la autovía que atraviesan Museros, Godella, Paterna, Picassent y Bétera.

Torrent ha anunciado que, ante la falta de respuesta, va volver a pedir a Fomento que la población se incluya en los planes del Ministerio para tener estas medidas correctoras del ruido, “y más ahora que llega el verano y viven más personas en la zona del Vedat afectada”.

La alcaldesa de Torrent, María José Català, cuando accedió al cargo, encargó un informe técnico sobre el impacto de esta autovía en la ciudad que pone de relieve la cercanía de zonas habitadas. Este informe se adjuntó hace casi un año a la petición ante el Ministerio de Fomento sin que hasta la fecha se haya pronunciado. Al mismo tiempo, los propios vecinos del Vedat están recogiendo firmas para exigirle que instale las pantallas acústicas, según afirman desde el Ayuntamiento.

El estudio elaborado por la Concejalía de Urbanismo de Torrent asegura que los vecinos del Vedat tienen que soportar niveles de ruido de entre 60 y 65 decibelios debido a los vehículos que circulan por el by pass. El actual equipo de gobierno ha insistido en la necesidad de poner en marcha estas medidas “con urgencia” ya que, con la ampliación de la carretera, donde está prevista la construcción de un tercer carril, los efectos negativos del tráfico se incrementarán.

Según los informes del Ayuntamiento de Torrent, “la zona urbana y habitada del Vedat se encuentra a una distancia de 165 metros de la circunvalación. Por ello, parte de estas áreas residenciales están sometidas a un nivel de ruido de entre 60 y 65 decibelios, lo que implica la necesidad de medidas correctoras”.

El Ayuntamiento también ha hecho hincapié en que la legislación estatal establece la obligatoriedad de elaborar mapas de ruido, compromiso que recae en el titular emisor del ruido -en este caso el Ministerio de Fomento- y además obliga a elaborar planes de acción para solucionar las cuestiones relativas al ruido. Los mapas son obligatorios en los grandes ejes viarios cuyo tráfico supere los seis millones de vehículos al año, como es el caso del by pass a su paso por Torrent.

La alcaldesa de Torrent espera que desde el Ministerio de Fomento, como se ha hecho en otros puntos de la Comunitat Valenciana, “se busquen estas medidas correctoras para evitar las molestias a los vecinos de Torrent que puedan estar afectados”.

El consistorio asegura que, desde que se abrió el by pass hace dos décadas, la instalación de pantallas acústicas a lo largo de esta carretera ha sido una reivindicación vecinal no solo a su paso por Torrent sino también en otros puntos de la comarca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here