El Ayuntamiento adelanta más de 230.000 euros de la Renta Garantizada de Ciudadanía que la Generalitat no paga a sus beneficiarios

0
60

El Ayuntamiento de Burjassot, a través del área de Bienestar Social, dirigida por Susana Marco, ha adelantado el pago de más de 230.000 euros a los vecinos beneficiarios de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), prestación económica cuya finalidad es prestar apoyo económico a las personas que carecen de recursos para mantener su bienestar personal y familiar.
Una cantidad económica que el Consistorio ha tenido que adelantar al no percibir ingreso económico de la Generalitat Valenciana, organismo que debe realizar su pago.

En todo el año 2012, la Generalitat no ha ingresado en las arcas municipales ni un solo euro de los más de 500 mil que el Ayuntamiento de Burjassot tiene concedidos para la gestión de esta prestación (RGC) como entidad colaboradora tras el convenio firmado en marzo de 2009. El Consistorio recibe el dinero de la Generalitat y hace de intermediario entre esta y los titulares de la prestación pero, en el 2012 la Generalitat no ha hecho frente al pago de la misma y ha sido el Ayuntamiento el que ha adelantado el dinero en beneficio de los ciudadanos del municipio que más lo necesitan.

“Por parte de la Conselleria de Bienestar Social se ha producido un incumplimiento del convenio de colaboración para la gestión del RGC ya que, tal y como se desprende del mismo, es obligación de esta asignar a la entidad colaboradora el importe de los fondos establecidos”, algo que no ha sucedido en todo el 2012 y que ha llevado al Ayuntamiento a adelantar la citada cantidad para poder ayudar a sus vecinos.

Para el Consistorio, la situación es ya “insostenible” y, por este motivo, ha comunicado a la directora general de acción social y mayores su imposibilidad de seguir adelantando el dinero de la prestación y el preaviso de finalización del convenio firmado en el 2009, dejando de ser entidad colaboradora por la “imposibilidad de atender convenientemente las necesidades económicas de los beneficiarios de la prestación”, debido al impago por parte de la Generalitat.

Por todo ello, el Ayuntamiento de Burjassot exige a la Conselleria de Bienestar Social y, por ende, a la Generalitat, el pago de toda la prestación de la RGC “ya que los perjudicados ante esta nueva falta de rigor y de compromiso por su parte vuelven a ser los ciudadanos de Burjassot que no van a poder recibir la ayuda que les corresponde”, señalan desde el Consistorio.

El área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Burjassot, de forma directa, es decir, de sus presupuestos municipales, ha dedicado en el ejercicio 2012, cerca de 230.000 euros para Ayudas de Emergencia directas municipales, cantidad que en 2011 fue de 200.000 euros. Estas ayudas de emergencia se han pagado a las personas que más necesidades tienen en el municipio. El departamento de Bienestar Social es el encargado de forma mensual de valorar la situación de las familias en riesgo, de su problemática y de hacer un seguimiento para saber en qué circunstancia se encuentra cada una de ellas para poder hacer un reparto equitativo de las mismas y que pueda llegar a la máxima población de Burjassot.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here