El arquitecto municipal advierte del riesgo de caída del falso techo del CP San Juan de Ribera

0
115

La situación de los colegios públicos de Burjassot es una de las principales preocupaciones del municipio. Si hace unas semanas fue el mal estado de la instalación eléctrica del CP Villar Palasí lo que puso en alerta a la comunidad educativa, ahora son los xilófagos (insectos que roen la madera) los que ponen en riesgo la seguridad de los alumnos del CP San Juan de Ribera, según un informe del arquitecto municipal.
El Ayuntamiento de Burjassot, a instancias de la Concejalía de Educación, dirigida por Mª Luz Andrés, remitió el pasado viernes una carta de Alcaldía a la Conselleria de Educación para que lleve a cabo el traslado urgente del alumnado del CEIP San Juan de Ribera para garantizar su seguridad.

El Consistorio ha convocado a los padres y madres de los alumnos del centro a una reunión el martes 16 de abril a las 11.00 horas en el salón de plenos para explicarles las acciones que se están llevando a cabo por su parte. Asimismo, se ha colgado en el centro la carta remitida a la Conselleria el pasado viernes.

El arquitecto municipal ha realizado un informe técnico en el que se señala que la estructura de madera del centro se encuentra afectada por un ataque de xilófagos que va deteriorando y destruyendo la madera, “con lo que se agrava sustancialmente la capacidad de la estructura, que afecta a la totalidad del edificio en diferentes zonas e intensidades produciendo un serio riesgo de caída parcial o total del falso techo desmontable”, según se cita en el informe.

El Consistorio ha recordado a la Conselleria que el proyecto técnico para la construcción del nuevo San Juan de Ribera está aprobado hace años y, que por este motivo, el Ayuntamiento ya acondicionó un solar situado junto a la estación de Metro de Burjassot para instalar en él las aulas prefabricadas que se utilizarían cuando comenzaran las obras de demolición del centro pero, la Conselleria no ha actuado para que ese traslado sea efectivo ni ha comenzado las obras del nuevo centro.

Por este motivo, y ante la situación de peligro que está sufriendo la comunidad educativa del colegio se solicita el “traslado urgente de todo el alumnado a instalaciones provisionales en el solar habilitado para ello y, por ende, que se inicie la ejecución del nuevo centro ya que, de lo contrario, el Ayuntamiento adoptará las medidas oportunas que garanticen la seguridad de alumnos y profesores”.

En estos años, el Ayuntamiento adquirió, sin ser su competencia, los terrenos contiguos al actual centro a través de la permuta de unos terrenos municipales valorados en 1.100.000 euros y, posteriormente, los cedió a la Conselleria para que ésta procediera a la construcción de un nuevo centro ampliado.

Además, el Consistorio ha acondicionado los terrenos anexos a la estación de Burjassot para la instalación provisional de las aulas prefabricadas que acogerían a los escolares durante la ejecución de las obras, tal y como solicitaba la Conselleria, acondicionando la totalidad de los 8.000 m2 disponibles, con asfaltado, sistemas de drenaje, iluminación y preinstalación de servicios, unas actuaciones que han supuesto un cargo para las arcas municipales de más de 320.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here