El área de salud Manises y Berklee College se unen en un proyecto de musicoterapia para pacientes

0
160
(Foto: Jesse Boere)
(Foto: Jesse Boere)

El área de salud de Manises y la prestigiosa Berklee College of Music se han unido en un proyecto de musicoterapia destinado a pacientes crónicos. El objetivo de esta singular iniciativa es fomentar la estimulación positiva de los enfermos a través de la música, con piezas especialmente pensadas para ellos. “La música tiene enormes beneficios sobre la salud. El más importante de ellos es que induce a la relajación, aminora la ansiedad o la tensión y genera un estado de ánimo muy positivo. Todo esto es muy importante en pacientes con largas estancias hospitalarias“, explica Rosa María Franco, Directora del Hospital de Crónicos y Centro de Especialidades de Mislata.

Así, gracias a un acuerdo de colaboración entre ambas entidades, una vez al mes, un grupo de estudiantes del Campus de Valencia de esta institución se desplazarán hasta el Hospital de Crónicos de Mislata para ofrecer conciertos acústicos gratuitos a los pacientes ingresados, sus familiares y el personal del centro. El repertorio está pensado para estimular sensorialmente a través de las emociones al oyente, con una mezcla entre canciones muy conocidas para la mayoría, junto a otro material musical completamente desconocido para ellos y representativo de la música moderna y el Jazz internacional.

El campus de Berklee en Valencia es el primer campus internacional establecido por la renombrada institución y su primer campus fuera de Boston y que está ubicado en el Palau de les Arts Reina Sofía en Valencia.

Música como terapia

El convenio de colaboración con el área de salud de Manises se enmarca dentro de un proyecto de voluntariado para acercar la música a los centros hospitalarios desarrollado por el Berklee Global Jazz Institute de Boston y que tuvo como punto de partida un concierto ‘piloto’ que se desarrolló en el Hospital de Crónicos en julio de 2014.

La buena acogida entre los pacientes de esta iniciativa nos llevó a plantearnos una colaboración a largo plazo debido al enorme efecto positivo de los conciertos”, apunta la directora del centro. Y es que, desde la institución americana se defiende como misión indispensable del músico actual, un servicio positivo a la sociedad en busca del incremento en la calidad de las interacciones humanas fomentando el arte como herramienta unificadora y terapéutica.

Se trata de una visión que hemos acogido con gran interés desde el Hospital de Crónicos de Mislata, que defiende entre sus principios la orientación al paciente y la empatía con él, algo que cobra más importancia si cabe en pacientes con largas estancias”, explica Rosa Mª Franco.

Además, para potenciar la atmósfera positiva, esta iniciativa introduce otra novedad: después de cada concierto los usuarios disfrutarán de un tiempo extra para que puedan interactuar con los músicos, hacer preguntas, comentarios, etc. “Gracias a ello conseguimos que el paciente deje al margen su enfermedad por un momento y pueda compartir vivencias y experiencias con otras personas”, destaca Franco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here