Detenida por robar en casa de una mujer de 85 años por el método del descuido

0
237

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Xirivella a una mujer de 47 años como supuesta autora de un delito de hurto, tras apoderarse de un ordenador portátil, una tablet, dinero en efectivo y efectos de un domicilio, al que su moradora le permitió entrar ya que se encontraba mareada y con la excusa le pidió un vaso de agua. Aprovechó un descuido de la víctima para sustraer los efectos y marcharse del lugar.

Las investigaciones se iniciaron en Xirivella al tener conocimiento que a una mujer le habían sustraído de su domicilillo varios efectos, dinero en efectivo y una cartilla bancaria.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que la víctima, una mujer de 85 años había abierto la puerta a otra mujer que decía conocer a un vecino y con la excusa de encontrarse mareada le había pedido un vaso de agua. La víctima tras recibir una llamada telefónica y ausentarse unos minutos, a la vuelta comprobó que la mujer ya no se encontraba en el lugar a la vez que varios cajones de la vivienda estaban abiertos, faltándole un ordenador portátil, una tablet, una cartilla bancaria y 50 euros en efectivo.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes averiguaron la identidad de la sospechosa y tras ser localizada fue detenida en Xirivella como presunta autora de un delito de hurto.

La detenida, con antecedentes policiales, tras ser oída en declaración fue puesta en libertad, no sin antes ser advertida de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuese requerida.

Timo del vaso de agua

Según explican desde la Policía Nacional, en este tipo de hurtos, generalmente es realizado por mujeres, solas o en parejas, una de ellas aborda a la víctima en el portal del edificio o directamente les llama al timbre de la puerta de su casa y con la excusa de ser un familiar de un vecino, del que dicen su nombre de pila para dar credibilidad a la situación, la víctima les permite la entrada a su casa, como gesto de amabilidad, creyendo que la chica es familiar de su vecino.

Una vez dentro de la vivienda, distraen al propietario dándole conversación y pidiéndole generalmente un vaso de agua para que el morador se vaya a la cocina o a otra estancia, y así poderle facilitar el acceso a ella u otro compinche a la casa y sustraer joyas, dinero y efectos de valor.

Las personas mayores son las víctimas de este tipo de robos al ‘descuido’ por lo que se recomienda que no abran la puerta a personas desconocidas, que desconfíen de cualquiera que les ofrezca algo aunque diga representar a un organismo público. La Policía también recomienda que se tenga precaución con los servicios técnicos que no hayan sido solicitados y que se identifique a todos los empleados que deban efectuar reparaciones, revisiones o cobros en el domicilio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here