Destrozan imágenes de la Virgen y lápidas mortuorias en el cementerio parroquial de Picanya

1
190
El cementerio parroquial Nuestra Señora de Montserrat, de Picanya, ha amanecido hoy con varias imágenes religiosas destrozadas y lápidas mortuorias rotas, al igual que numerosos maceteros, según ha informado hoy a la agencia AVAN el párroco, Alfonso Ibáñez, que ha presentado la correspondiente denuncia por el ataque sacrílego ante la Guardia Civil.
“Esta mañana al ir a abrir el cementerio, hemos visto que habían saltado por una de las puertas y habían empezado a hacer destrozos desde la misma entrada, rompiendo la cruz de la puerta y luego las imágenes religiosas que acompañan el recorrido por el cementerio”, ha explicado el párroco.
En total, han sido destruidas tres imágenes de la Virgen, una del Sagrado Corazón de Jesús, una cruz, así como lápidas de dos tumbas, un panteón, y numerosos maceteros, cuyas flores han sido esparcidas, según el párroco.
Además, “han destrozado la parte central del cementerio, con el arreglo floral que se había preparado para las celebraciones de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos”, que han tenido lugar el sábado y domingo pasados, respectivamente. Según el párroco, “han sido dos días de gran y continua afluencia en el cementerio, en el que muchas personas habían preparado las tumbas de sus seres queridos con flores, la mayoría de las cuales han aparecido hoy esparcidas por el suelo” .
Según ha explicado el sacerdote, el cementerio había cerrado sus puertas ayer, domingo, a las 18, 30 horas y esta mañana han sido abiertas, como es habitual, a las 8 de la mañana. “Al entrar, el aspecto que nos hemos encontrado ha sido un tanto dantesco y muy triste, con las imágenes destrozadas, placas de mármol rotas, verjas de panteones destruidas, aunque no han llegado a abrir tumbas ni robar, ha sido pura barbarie”, ha señalado el párroco que ha precisado que “no ha habido tampoco pintadas o signos de carácter sectario”.
Alfonso Ibáñez ha expresado que su primera reacción ha sido la de una “profunda impotencia e indignación” y se ha preguntado “qué pueden sacar quienes hacen esto en un lugar sagrado, prolongación de la parroquia”. Según el párroco, “estos hechos no pueden tener jamás ningún tipo de justificación”.
De igual forma ha explicado que “nunca había sucedido algo así en la historia del cementerio parroquial”, aunque ha puntualizado que “en las vísperas de las celebraciones de este fin de semana, sí hay jóvenes que suelen merodear por el entorno del cementerio haciendo bromas”, pero nunca había ocurrido algo así.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here