Danielle Mitterrand: “El agua debe ser incluida en las constituciones como un derecho fundamental”

0
34

“El agua no puede ser una mercancía; debe ser un bien común porque da la vida y, al igual que la tierra, nadie es dueño de ella”. Danielle Mitterrand abanderó esta idea en la penúltima ponencia del curso Ecología y Democracia de la Escuela de Pensamiento Crítico de Burjassot, que llegará a su fin el próximo 18 de diciembre con la conferencia del escritor Tariq Ali.
Ignacio Ramonet inició la conferencia repasando los actos más destacados de la lucha de Mitterrand por los Derechos Humanos y la protección de los más oprimidos.

Esposa de François Mitterrand, presidente de la República Francesa durante 14 años, conoció de primera mano los entresijos de las políticas internacionales. Lejos de acomodarse en la pasividad del cargo, aprovechó su posición privilegiada para posicionarse declaradamente a favor de las causas más necesitadas.

Su oposición constructiva fue tal que incluso cuestionó ciertas políticas o iniciativas de su presidente y marido. Una posición que ya venía de lejos, cuando participó en la resistencia francesa durante la ocupación nazi.

Mitterrand creó la fundación humanitaria France Libertés – Fondation Danielle Mitterrand. Desde 1986 se ha encargado de velar por los hombres y mujeres desamparados, emprendiendo acciones de sensibilización y financiación en causas como los pueblos sin tierra o los Derechos Humanos.

Durante su ponencia, destacó que ” el agua y el acceso a ella debe ser un derecho común de todo ser viviente”. En este sentido, son importantes las acciones e iniciativas puestas en marcha por fundaciones y organizaciones como la que preside pero, éstas, se han convertido necesariamente en referentes cuando la verdadera competencia, que es de los gobiernos, no existe o cuando el agua se convierte, para los gobernantes, en una mercancía, susceptible de transacciones de compra y venta.

Que el acceso al agua de calidad sea una realidad para toda la población mundial pasa, según Miterrand, por tres compromisos: la declaración del agua como un bien común, la concepción del agua revertida a la naturaleza en beneficio de las generaciones venideras y el compromiso firme de los gobiernos por incluir en sus constituciones y leyes el agua como un derecho fundamental. En diciembre Danielle
Miterrand y la fundación France Libertés estarán presente en la Cumbre del Clima de Copenhague, que tomará el relevo al protocolo de Kioto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here