Quantcast

Crespo declara ante el juez que vendió todos los boletos premiados a su familia y se quedó solo con uno

El ex alcalde de Manises y ex vicepresidente de la Diputación de Valencia, Enrique Crespo, ha declarado hoy en el juzgado junto a sus padres y su hermano, todos investigados por un delito de alzamiento de bienes. El que fuera presidente de Emarsa ha asegurado que vendió los billetes de lotería premiados en la Navidad de 2011 a su familia y que él sólo se quedó con uno.

El millonario premio de la lotería (con 125.000 euros por décimo) tocó al PP de Manises meses después de estallar el caso Emarsa y cuando Crespo ya estaba siendo investigado. A pesar de que el mismo día del sorteo, el ex diputado provincial se encontraba en la Diputación y celebró junto a sus compañeros de partido el millonario premio, los décimos fueron ingresados días después por su hermano y sus padres.

Con las cuentas embargadas para hacer frente a una supuesta responsabilidad patrimonial por los hechos investigados en Emarsa (el desvío de millones de euros de dinero público), el juez que instruía el caso temió que Crespo hubiera cedido sus décimos a su familia para evitar que le fuera embargado el premio económico (12,3 millones de euros) por lo que estarían incurriendo en un delito de alzamiento de bienes.

La acusación se basa en que medios de comunicación presentes en la Diputación el día del sorteo recogieron unas declaraciones de Crespo en las que supuestamente admitió tener “bastantes” décimos. Algo que hoy el ex alcalde ha rebatido asegurando que dijo que el premio era “bastante” dinero. Además, el entonces presidente de la Diputación, Alfonso Rus, quien poseía 5 décimos, declaró que Crespo llevaba más que él.

Sin embargo, el que fuera alcalde de Manises ha sentenciado hoy que el presidente debió de suponerlo por su “alegría desbordante” ya que ni él mismo sabía cuántos décimos tenía porque solo se quedaba los que no vendía y no lo supo con exactitud hasta después del sorteo, cuando descubrió que sólo le quedaba un décimo.

Tanto el hermano de Crespo como los padres han corroborado las declaraciones de Enrique Crespo asegurando que compraron decenas de décimos porque les gusta jugar a la Lotería.

El fiscal pide para todos ellos penas de tres años de prisión, multas de 27.000 euros y que se reintegre al patrimonio de Enrique Crespo la cuantía de 12.375.000 euros el premio correspondiente a los billetes de lotería cobrados por sus familiares y que, supuestamente, eran de su propiedad.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *