Conselleria comunica por fax al Consistorio que separá a los alumnos del San Juan de Ribera de Burjassot

2
74
Los padres del San Juan de Ribera han realizado diversas protestas a lo largo del curso.
Los padres del San Juan de Ribera han realizado diversas protestas a lo largo del curso.

La conselleria de Educación ha informado mediante un fax enviado al Ayuntamiento de Burjassot de que dividirá las líneas educativas del CEIP San Juan de Ribera mientras duran las obras de rehabilitación integral del centro, manteniendo una en el edificio no afectado del colegio y trasladando la otra al CEIP Villar Palasí.

Pese a que en la anterior reunión mantenida entra la consellera María José Català y el alcalde del municipio, Jordi Sebastià, se acordó que volverían a reunirse durante la semana pasada para llegar a una solución conjunta, finalmente Conselleria ha tomado una decisión de forma unilateral y ha informado mediante un fax al Consistorio.

Desde el gobierno municipal, pese a que deben asumir la decisión adoptada por Conselleria debido a que no entra dentro de sus competencias, se han mostrado contrarios a la decisión de dividir las líneas educativas, ya que siempre han defendido mantener a la comunidad educativa unida mientras durasen las obras y han rechazado los argumentos de Educación.

Según Conselleria las líneas se dividen porque el Ayuntamiento no ha facilitado un espacio de propiedad municipal dónde quepa la comunidad educativa completa, ante lo que el Consistorio ha querido recalcar que en “primer lugar, en la reunión mantenida hace ahora casi dos semanas se quedó en seguir conversando para poder avanzar en la solución, nadie exigió un ofrecimiento por escrito de espacios municipales, y máxime a sabiendas por parte de la Conselleria que Burjassot no dispone de esos espacios sino más bien se quedó en buscar alternativas por ambas partes”.

De igual manera, el gobierno municipal ha recordado que siempre ha planteado la construcción del nuevo centro y el desplazamiento de los alumnos durante las obras a unidades prefabricadas para mantener a la comunidad educativa unida.

Y ha criticado que la Conselleria no ha contemplado la posibilidad de trasladar a los niños a edificios de su propiedad que se encuentran vacíos, señalando algunos de ellos, como el Centro Coreográfico o el edificio Ausias March.

El Consistorio también ha querido señalar que siempre han realizado “todo lo que se le ha exigido por parte de Conselleria para la construcción del nuevo centro, como la adquisición del solar anexo al colegio para su posterior ampliación o la adecuación del solar, que sigue estando a su disposición para alojar las unidades prefabricadas, todo con el fin de facilitar la construcción del nuevo edificio y la no división de la comunidad educativa”.

Ante todo esto, Sebastià ha planteado que Conselleria “menosprecia a los alumnos de Burjassot”, recordando que hace 35 años que no se construye ningún centro nuevo en el municipio, y ha recordado el caso de otros municipio, como Torrent, donde sí se han construido nuevas escuelas.

De igual manera, el alcalde ha reiterado que “Burjassot no tiene colegios vacíos a disposición de la Conselleria, Burjassot no cuenta con edificios de ese nivel que puedan albergar colegios, sino, ya los habríamos trasladado” y ha acusado a Conselleria de exigir conscientemente cosas imposibles “para luego poder echarnos las culpas cuando ellos, por su falta de dinero ni pueden construir un cole nuevo ni pueden siquiera poner aulas prefabricadas en un solar que nos costó casi 300.000 euros de adecuar”.

Así, el primer edil ha criticado que Educación no ha cumplido con ninguno de sus compromisos “y ahora esperan rehabilitar el centro, una rehabilitación que en palabras de la arquitecta que planificó el nuevo colegio puede salir más cara que la nueva edificación”.

Asimismo, el AMPA del centro se ha mostrado decepcionado ante esta noticia, en primer lugar, dado que no han sido informados por la Conselleria de la decisión que se había tomado. En este sentido, han hecho hincapié en que pese a haber demandado en repetidas ocasiones una reunión con Educación no se les ha concedido ninguna.

Para los padres, la opción de mantener a una de las líneas en el centro comporta un peligro excesivo, ya que los niños estarían “pegados” a las obras. Además, han insistido en que realizar las clases junto a una obra es prácticamente imposible.

De igual manera, mantienen su ya histórica reclamación de un centro nuevo y se han mostrado reacios a separar a la comunidad educativa. Si bien, han señalado que esperarán a que se les informe de manera oficial de las decisiones de Conselleria para poder convocar a toda la comunidad educativa en una asamblea y decidir cuáles serán sus próximas actuaciones.

Por otra parte, el alcalde, Jordi Sebastià, junto con el primer teniente de alcalde, Rafa García, se reunirán el próximo martes con Rafael Carbonell, secretario autonómico de Educación para tratar las obras y plazos del proyecto de rehabilitación integral del edificio.

Ante esta reunión, el primer teniente de alcalde ha resaltado que “en la última reunión se mostró voluntad de diálogo por ambas partes para alcanzar una solución aceptable para el colegio San Juan de Ribera” por lo que ha afirmado que “tenemos esperanza de que en la reunión de la próxima semana se mantenga esa voluntad de diálogo y la conselleria acepte alguna de las opciones que hemos planteado desde el Ayuntamiento para mantener la unidad del colegio el próximo curso”.

2 Comentarios

  1. Quién del Ayuntamiento está pactando con la Consellería que sea la línea de Castellano la que se traslade al Villar Palasí? Pregunten, indaguen, no se crucen de brazos, esto será un desastre total, convertirá el Villar Palasí en ingobernable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here