Condenan a tres años de prisión a un interno de Picassent que agredió a dos funcionarios

0
34

El Juzgado de lo Penal nº 10 de Valencia ha dictado sentencia por la que condena al interno de la cárcel de Picassent a un total de 3 años de prisión por agredir a dos funcionarios de la prisión, según ha informado el sindicato Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).
Los hechos ocurrieron el 9 de noviembre de 2008 en el módulo 5 del establecimiento penitenciario de Valencia cuando el interno se negó a abandonar el patio del módulo 5 de la Unidad de Cumplimiento, diciendo a los funcionarios de servicio que “tendrían que entrar los GEOS a por él” mientras cogía una silla y una barra de mancuernas metálicas para protegerse.

Según el relato del sindicato, cuando llegó el jefe de Servicios (máxima autoridad en el interior de un centro penitenciario en ausencia del Director) para que depusiera su actitud, se abalanzó sobre él golpeándole con una pesa que tenía en la mano.

A consecuencia de esta agresión el jefe de Servicios del centro sufrió lesiones consistentes en una herida en la frente de unos 4 cm que motivó baja médica. Asimismo, le supuso trastorno neurótico por estrés postraumático.

Otro funcionario sufrió también lesiones que consistieron en contusiones en las manos y un corte de 1 cm en un dedo. Los funcionarios de prisiones que resultaron heridos ejercieron la acusación particular.

Antes del juicio, previsto para el 25 de mayo de 2011, se llegó a un acuerdo entre el Ministerio Fiscal, la Acusación Particular y la Defensa del interno que consistía en una condena de un año de prisión por un delito de atentado a funcionario público en el ejercicio de su cargo y dos años más por un delito de lesiones. Además, se le condena a una multa de un mes por una falta de lesiones y a indemnizar a los funcionarios por un importe total de 11.600 euros en concepto de responsabilidad civil.

Desde Acaip han valorado esta condena “en tanto en cuanto se reconoce el carácter de agente de la autoridad de los funcionarios de Instituciones Penitenciarias en el ejercicio de sus funciones”.

Asimismo, espera que esta sentencia “acabe con la sensación de impunidad que en muchas ocasiones tienen los internos, los cuales perciben que las agresiones a funcionarios les salen gratis”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here