Compromís pide que se restablezca la línea de autobús entre Lloma Llarga y Valencia para que deje de ser “un barrio aislado”

0
104

Compromís per Paterna ha recordado que el barrio de Lloma Llarga es una de las zonas más castigadas del municipio fruto de una política poco planificada de construcción rápida. El resultado es la falta de infraestructuras y de transporte público.
Según el estudio de movilidad de Paterna el uso del vehículo privado en Lloma Llarga es uno de los más elevados del municipio. Las causas son evidentes, según ha destacado la portavoz de Compromís per Paterna, Loles Ripoll: “Las frecuencias del tranvía en el barrio son muy poco operativas, la Empresa de Transportes Metropolitana eliminó la línea que conectaba el barrio con Valencia, el autobús municipal ofrece todavía un servicio insuficiente y el paso peatonal entre Lloma Llarga y Paterna es complicado: cuando llueve se inunda y los peatones no pueden cruzar, pero aún sin lluvia se trata de un camino peligroso con zonas que no tienen arcén, tramos con ladrillos sueltos y socavones en el caso de los vehículos”.

En Lloma Llarga las frecuencias de metro son de 20 minutos y hay que hacer transbordo en Empalme para poder continuar hacia cualquier dirección.

Además, el tranvía es el único medio de transporte público con Valencia y por eso desde Compromís han propuesto que se restablezca la línea de autobús que había. En este sentido Ripoll ha declarado que se entrevistarán con la ETM “para saber si tienen pensado restablecerla y, si no, presentaremos una moción para que el Pleno del Ayuntamiento lo solicite”.

Además, las personas que regresan a casa en tranvía se ven obligados a subir una rampa con una pendiente elevadísima, que asimismo afecta a la gente que se desplaza al único supermercado del barrio.

Compromís per Paterna ha recogido las recomendaciones de algunos vecinos de la zona para proponer que se instale una escalera mecánica en el Paseo Plantatge, tal y como se ha realizado en otros lugares de España.

Los vecinos relatan en primera persona el aislamiento de Lloma Llarga

Un vecino del barrio relató en primera persona el aislamiento que padece Lloma Llarga: “Para ir a comprar al supermercado has de coger el coche forzosamente, salvo que abones por cada reparto a domicilio la tasa correspondiente. El único establecimiento del barrio está instalado junto a la pasarela de Terramelar donde te encuentras con la rampa del colegio Camarena. La pendiente es tan fuerte para ir cargada con bolsas que acabas cogiendo el coche. También es otro obstáculo para la gente que regresa del trabajo en tranvía”.

Otra vecina explicó: “Conozco a una mujer de edad avanzada que no tiene coche y que necesita llevar a una persona con discapacidad al consultorio de Paterna, de manera habitual y en silla de ruedas. Esta señora se ve obligada a tener que coger taxis porque no puede empujar la silla de su marido, tanto por las cuestas como porque no todos los bordillos están adaptados. Si quiere ir un sábado a Carrefour, la ida la hace fenomenal con el autobús, porque le deja en la puerta. Pero la vuelta, debe ir a Paterna Centro, esperar casi una hora, y coger allí el que va dirección Heron City. Y todo esto, con el carro de compra lleno”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here