Camps acude por sorpresa a la Nit de les Paelles que reunió a más de 8.000 personas

0
118

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, acudió por sorpresa a la tradicional Nit de les Paelles de Rafelbunyol en la que participaron aproximadamente unas 8.000 personas. La presencia de Camps provocó la alegría de los dirigentes populares y de numerosos vecinos de la localidad, aunque también recibió una pitada por parte de algunos vecinos no contentos con su presencia.
La visita de Camps a la Nit de les Paelles fue una sorpresa ya que pese a que las autoridades municipales habían cursado la correspondiente invitación a Presidencia no esperaban contar con su presencia en el acto. Según fuentes municipales, es la primera vez que Camps acude a las fiestas populares de un municipio con las características de Rafelbunyol.

El alcalde de Rafelbunyol, Jaime García, acompañó a Camps en su visita por las calles de la localidad que a las 21:00 horas estaban completamente llenas de gente elaborando sus paellas. El paseíllo de la comitiva oficial –con la presencia de la portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, y el Secretario General del PPCV Antonio Clemente, entre otras muchas autoridades- sirvió para que Camps se diera un pequeño baño de multitudes aunque tampoco faltó la pitada de algunos vecinos y miembros de la oposición que mostraron así su disconformidad con el presidente de la Generalitat.

Tras el recorrido por la localidad, Camps cenó en compañía del alcalde de Rafelbunyol y con la práctica totalidad de alcaldes populares de l’Horta Nord –Manuel Alvaro, Miguel Bailach, Juan José Medina, Manuel Corredera, Héctor Bueno, José Miguel Tolosa, Blas Devís, Joaquín Soler, José Rafael Tamarit y Arturo Ros -, numerosos portavoces y ediles municipales y algunos destacados dirigentes populares, entre los que destacó la presencia de Ricardo Costa.

La Nit de les Paelles volvió a ser un éxito de participación, con la asistencia de más de 8.000 personas en torno a las casi 500 paellas elaboradas en directo.

Las calles del centro de la localidad se llenaron de humo y risas. En concreto las calles Magdalena, Calvari y Camí Fondo donde se dispusieron cientos de mesas junto a las que se elaboró el plato más típico valenciano.

El Consistorio contribuyó a su elaboración, facilitando a cada una de las mesas participantes: un kilo de arroz, pollo, cacaos, vino, agua, papas y bolsas de basura.

Un ambiente festivo, que comenzó a animarse aún más sobre las 23 horas, con el ritmo de la discomóvil, instalada frente al Ayuntamiento y que se alargó hasta la madrugada.© Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here