Burjassot se resigna y acepta un proyecto de soterramiento con una parte de las vías en trinchera

0
75

Definitivamente, Ayuntamiento y Conselleria han llegado a un acuerdo sobre el proyecto de soterramiento del metro en la llamada fase 3 (la parte que atraviesa el casco urbano hasta Godella) pero lo cierto es que la solución no acaba de convencer a gran parte de la corporación municipal pero la asumen como el mal menor.
Y es que el proyecto propuesto por Conselleria que se aprobó en el pleno ordinario de marzo con los únicos votos en contra del Bloc implica la salida en trinchera de las vías a la altura de la calle Serra hasta el término municipal de Godella suprimiendo el paso a nivel de Mariano Rivera pero cortando la calle, es decir, imposibilitando la opción de cruzar las vías por esta zona del municipio.

Si bien es cierto que se ganan metros de vías soterradas respecto a la primera propuesta de Conselleria, el metro no sale en superficie en el límite municipal como recogía la moción que aprobó el pleno a propuesta del alcalde hace unos meses. El problema parece ser que la curva que trazan las vías justo al entrar en Godella imposibilitan que sea en el límite de ambos términos donde las vías comiencen a subir en trinchera.

Así, la última propuesta, que sí parece gustar a los vecinos de la zona, puede calificarse como el “mal menor” pues no sólo el Bloc no está conforme sino que otros concejales, consultados por este medio, han reconocido que la solución no les gusta aunque la aceptan y asumen como la única posible para desbloquear la situación mientras en Godella no se llegue a un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Conselleria.

El Bloc pide coherencia

El grupo municipal del Bloc ha criticado que la propuesta técnica de la Conselleria deja “casi una cuarta parte del total del trazado sin soterrar, con una zona en trinchera que continuará dividiendo el pueblo y, además, cortará a todo tipo de tráfico la calle Mariano Rivera”.

En su intervención, el portavoz del Bloc, Jordi Sebastià, ha pedido “coherencia” con lo que el pleno aprobó en diciembre donde textualmente se decía “Proponer a la Conselleria de Infraestructuras y Transportes que modifique su propuesta de soterramiento retrasando la salida subterránea hasta el límite del término municipal de Burjassot”.

Para Sebastià, “desde que el Ayuntamiento firmó el protocolo de colaboración con la Conselleria, en 2007, donde aceptaba pagar el 50% del coste de la obra recalificando terrenos en la huerta, la Conselleria no ha hecho más que jugar con los vecinos de Burjassot”.

“Las obras no han avanzado lo más mínimo, no se han respondido las alegaciones presentadas hace año y medio, se han incumplido todos los términos pactados y se han recibido más de cinco propuestas diferentes, cada una peor que la anterior pues mientras las primeras contemplaban el soterramiento integral, las últimas no”, ha criticado el portavoz del Bloc.

Para el partido nacionalista, el inicio de todos los problemas es que la Conselleria no tiene un plan global de soterramiento de las vías sin importar a qué municipios afecta, atendiendo a los puntos más peligrosos, diseñando proyectos coherentes y aportando el presupuesto necesario.

“Su política de pedazos locales, según si los municipios aceptan o no el chantaje de tener que pagar el 50% genera aberraciones como la de Benimamet donde las vías sólo están enterradas en el término de Valencia y en los pocos metros de Burjassot, en la estación de Cantareria, la vía vuelve a salir en superficie”, recuerda Sebastià.© Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here