Quantcast

Burjassot pide pasos de peatones a diferente nivel en todas las estaciones de metro del término municipal

paso a nivel burjassot-godellaEl Pleno del Ayuntamiento de Burjassot ha aprobado, con los votos a favor del PSPV-PSOE, Compromís, PP y EU y la abstención de Ciudadanos y Totes amb Burjassot, la moción presentada de manera conjunta por PSPV-PSOE, Compromís, PP y EU, para reclamar la mejora de la seguridad y la calidad de los pasos a nivel en el término municipal.

Aunque todos los grupos políticos recordaron la necesidad del soterramiento de las vías del metro a su paso por el municipio, los grupos que presentaron y aprobaron la moción instan a “FGV a la construcción de un paso de peatones en diferente nivel en todas las estaciones de metro del término municipal y evitar, mediante los elementos necesarios, el cruce de los peatones por las vías. En el caso del tranvía, en las entradas a las estaciones, se solicita “señalización acústica y luminosa cuando se aproxime una unidad ferroviaria a la parada”.

Dentro de las medidas aprobadas en la moción, se solicita la realización, en la estación del Empalme, de “un túnel por bajo de la vías del metro y del tranvía entre el barrio del Empalme y el Parque Albán y otro en la calle Valencia, mientras no se haga la conexión entre el túnel ferroviario y la estación del Empalme”. En las estaciones de Cantereria y Burjassot se demanda también la construcción de un túnel por debajo de las vías del metro y, en el paso a nivel junto a la estación de Burjassot-Godella, “un túnel por debajo de las vías de metro en la parte de Mercadona, entre la Plaza Francisca Navarro y la calle Ausiàs March, dirección Plaza Ayuntamiento; la eliminación del paso de peatones situado en la calle Pilar Martí; un túnel por debajo de las vías en el actual paso de peatones perpendicular a las vías al inicio de la estación y la supresión del paso de peatones de la estación en la parte de Godella”.

En el caso del paso a nivel de la calle Mariano Ribera, en esta zona se propone estudiar la “viabilidad técnica del túnel por debajo de las vías del metro o, en su defecto, otras medidas” y en la estación de Godella, situada en término burjassotense, la creación de un “túnel por bajo de las vías en el actual paso de peatones perpendicular a las vías al inicio de la estación, de cara al paso a nivel de la subida a la Ermita”.

Mientras no se tomen las citadas medidas, la moción recoge también la idoneidad de usar “señales acústicas y luminosas y la reducción de la velocidad de las unidades ferroviarias a la entrada de las estaciones”. Asimismo, también contempla la colocación de “puertas automáticas o portones como sustitutos de los burladeros actuales y la dotación de las estaciones de Burjassot, Burjassot-Godella, Godella y Cantereria del personal necesario para la atención de usuarios y facilitar la accesibilidad y la mejorar la seguridad y la atención al cliente durante el horario de paso de las unidades ferroviarias”.

Derogación de las ATE y contra la corrupción

En la misma sesión plenaria también se aprobó una moción presentada por el grupo municipal Compromís para instar a las Cortes Valencianas a solicitar la derogación de la normativa referida a la figura de la Actuación Territorial Estratégica (ATE), de la Ley 5/2014, de 25 de julio, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunidad Valenciana. La moción quedó aprobada con los votos a favor de Compromís, PSPV-PSOE, Totes amb Burjassot y Esquerra Unida. Ciudadanos se abstuvo mientras que el Partido Popular votó en contra.

En el texto de la moción, queda reflejado que “esta ley, con la figura de las Actuaciones Territoriales Estratégicas, relegó a los ayuntamientos al papel de simples espectadores, sin capacidad de decisión en el futuro de su territorio, obligándoles a asumir actuaciones urbanísticas fruto del capricho del consejo de turno, que decide qué proyectos son estratégicos y donde ubicarlos, sin tener en cuenta que, en algunas ocasiones, se aleja mucho de la sensibilidad y del proyecto político, urbanístico, económico y social de cada gobierno municipal”.

Además, el texto contempla que la norma “acelera los procesos de aprobación de planes urbanísticos, facilitando la especulación urbanística y elimina garantías de transparencia, concurrencia y publicidad, dando a los promotores privados facultades propias de administración”.

Por último, también se aprobó por unanimidad una moción conjunta a instancias de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias contra la corrupción. La moción pide la unidad de municipalismo valenciano en contra de la corrupción, “una amenaza para la estabilidad y seguridad de la sociedad valenciana que perjudica las instituciones y los valores de la democracia, la ética y compromete el desarrollo de nuestros pueblos”, tal y como señala el texto que también recoge la obligación de las “instituciones de promover y fomentar el rechazo de la corrupción, es nuestra obligación, somos servidores públicos que debemos velar por una gestión pública responsable y de equidad sometida a la Ley”.

La moción, “exige la obligación de reponer el dinero público de los ciudadanos a aquellas personas que han cometido el delito, la actuación inmediata y pública, por parte de las formaciones políticas, para la separación de responsabilidad y/o representación de los corruptos y retirar los honores públicos a las personas corruptas, en todas sus modalidades (placas conmemorativas, plazas, estatuas, condecoraciones…), instando a las entidades ciudadanas a dar su apoyo en estas acciones”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *